Desordenes de atención e hiperactividad. Esta patología auditiva comporta una falta de atención, discriminación, así como recordar y comprender el habla, aunque la audición sea normal, y otros ámbitos de la competencia cognitiva estén dentro de los límites de la normalidad.

Según la asociación americana de audiología, los trastornos de audición centrales conlleva a trastornos en:

  • Dificultad para atender selectivamente un estímulo auditivo, ignorando otros que pueden competir con el principal
  • Dificultad para enfocar y mantener la atención a un estímulo auditivo prolongado
  • Dificultad para almacenar información en su memoria y recuperarla cuando la precise
  • Dificultad en organización, sencuencia, planificación y solución de problemas que requieren división de tareas por prioridades, debido a que el concepto de temporalidad se desarrolla a través del oído
  • Sensitividad auditiva alterada, o son muy sensitivos a los ruidos, o a veces actúan como si estuvieran sordos.

Dificultades con las destrezas de lecto-escritura debido a que los pre-requisitos principales:

  • Lateralización y localización sonora.
  • Discriminación auditiva
  • Reconocimiento de los patrones auditivos
  • Aspectos temporales de la audición:
  • Resolución temporal
  • Enmascaramiento temporal
  • Ordenamiento temporal
  • Ejecución de señales competitivas
  • Ejecución de señales degradadas.

Los trastornos de procesamiento central auditivo son una consecuencia de una alteración o incapacidad para la recepción, análisis y procesamiento de la información auditiva. Estos trastornos centrales de la audición afecta a la comprensión verbal, desarrollo lingüístico, capacidad de escucha y a la posibilidad de aprender de un modo eficaz.

Los niños que presentan hipoacusia pueden tener desórdenes de atención e hiperactividad como cualquier otro niño. Pero, a veces, al observar el comportamiento del niño, puede ser difícil diferenciar entre un posible problema auditivo o la incidencia de un trastorno de atención.

 Trastorno de atención e hiperactividad del tipo predominantemente por falta de atención

Síntomas:

  • No logra prestar atención a los detalles o comete errores por descuido
  • Tiene dificultad para mantener la atención
  • Parece no escuchar
  • Tiene dificultad para seguir instrucciones
  • Tiene dificultad con la organización
  • Evita o le disgustan las tareas que requieren esfuerzo mental sostenido
  • Pierde cosas
  • Se distrae fácilmente
  • Es olvidadizo en las actividades diarias.

 Trastorno de atención e hiperactividad predominantemente de tipo hiperactivo-impulsivo

Síntomas

  • Juguetea con las manos o con los pies o se retuerce en la silla
  • Tiene dificultad para permanecer sentado
  • Dificultad para involucrarse calladamente en las actividades
  • Actúa como si estuviera impulsado por un motor
  • Habla excesivamente
  • Contesta abruptamente antes de que se complete las preguntas
  • Dificultad para esperar o tomar turnos
  • Interrumpe o se entromete en lo que otros están haciendo.

 Trastorno de falta de atención e hiperactividad del tipo mixto

El paciente cumple los criterios de ambos grupos de síntomas, los de falta de atención y los de hiperactividad/impulsividad

Equipos de frecuencia modulada

La comprensión verbal y la comunicación van más allá de la simple audición. Es necesario el uso de distintas áreas del cerebro para procesar la información. La velocidad y la eficiencia de la percepción verbal está por lo tanto influenciada por cómo de entrenadas estén algunas funcionalidades del sistema cerebral.

Sabemos que los sistemas FM no son solo para los usuarios de audífonos. Una gran variedad de grupos de pacientes – tanto adultos como niños – que no utilizan audífonos, padecen de comprensión verbal pobre en ambientes con ruido, a pesar de no tener o apenas tener pérdida auditiva.

Pueden tener un trastorno del procesamiento auditivo central, mínima pérdida auditiva, pero también pueden padecer otros problemas que no parezcan estar relacionados con la audición, como son: autismo, problemas específicos del aprendizaje, déficit de atención o esclerosis múltiple. Los niños y adultos que reciban formación escolar, ya sea en un colegio o universidad en un idioma distinto al que hablan también pueden beneficiarse de los sistemas de frecuencia modulada.

Los sistemas FM proporcionan el sonido deseado directamente al oído. Esto facilita la comunicación, que de otra forma no sería posible o, que en el mejor de los casos, sólo podría conseguirse con mucho esfuerzo. La facilidad de comunicación no tiene que ver sólo con la comunicación en sí misma, sino que también está relacionada con el ahorro de energía y recursos que quedan disponibles para otras tareas del cerebro.

Ideal para:

  • Trastornos del procesamiento auditivo central
  • Pérdida auditiva unilateral
  • Dificultades en el habla y el lenguaje en niños con otitis media crónica bilateral
  • Trastornos del habla y lenguaje en pacientes con isquemia transitoria
  • Trastornos por déficit de atención y/o hiperactividad
  • Autismo
  • Pérdida auditiva mínima
  • Esclerosis múltiple
  • Neuropatía auditiva
centro del audifono valencia

Una de cada tres personas que se suben a un avión tienen algún tipo de molestia en los oídos durante el viaje, si se viaja acatarrado, con sinusitis o con alguna dolencia previa en el oído este porcentaje suele aumentar. Una de las principales causas se debe a los cambios de presión que se originan dentro de la cabina del avión en el momento del despegue y aterrizaje, aunque suelen ser más acusados en el aterrizaje. Estas molestias pueden ir desde una simple sensación de taponamiento en el oído hasta un dolor intenso.

¿Por qué duelen los oídos en el avión?

Nuestro oído está compuesto de tres partes: oído interno, oído medio y oído externo.  El oído medio está conectado a través de la trompa de Eustaquio con el oído externo, el aire viaja a través de este conducto para equilibrar la presión del oído medio con la presión exterior. La trompa de Eustaquio se mantiene cerrada y sólo se abre en determinadas ocasiones, como por ejemplo al masticar, tragar o bostezar, para mantener el equilibrio de aíre dentro del oído medio. Durante las etapas de despegue y, especialmente, el aterrizaje del avión el equilibrio de presión entre la cabina del avión y el oído medio es más complejo y la trompa de Eustaquio tiene que abrirse más frecuentemente para mantener compensada la presión; esto se produce cuando sentimos un “pop” dentro de nuestros oídos. Cuando este equilibrio no se produce, es cuando sentimos los oídos taponados, así como leves molestias, dolor e incluso pérdida temporal de la audición. Estas molestias suelen ser temporales, al cabo de unas horas tienden a desaparecer por si mismas, en caso contrario, es necesario que te pongas en contacto con tu médico.

Cuando se está acatarrado, con sinusitis o alergia la inflamación de los vasos sanguíneos de la nariz puede tamponar la trompa de Eustaquio, ocasionando problemas en los oídos. 

centro del audifono valencia

¿Qué puede hacer para reducir las molestias?

Hay una serie de cosas que se pueden hacer para minimizar las molestias ocasionadas por este desequilibrio. Estas son algunas de ellas:

  1. Tragar frecuentemente. Masticando un chicle, comiendo un caramelo y dando pequeños sorbos de agua hace que las trompas de Eustaquio se abran manteniendo la presión del aire del oído medio equilibrada.
  2. Usar la maniobra de Valsalva. A pesar de su nombre, es una técnica sencilla que ayuda a evitar la descompensación de la presión. Consiste en taparse la nariz, respirar con fuerza, con la boca cerrada, empujando el aire hacia la faringe.
  3. Produce el mismo efecto que masticar, abre la trompa de Eustaquio facilitando el equilibrio de presión.
  4. Mantenerse despierto durante el aterrizaje. Los viajes pueden dar sueño, pero es importante mantenerse despierto para tragar de forma constante, ya que durante el sueño no se traga saliva de la misma forma y no se logra el equilibrio de presión del oído.
  5. Usar tapones especiales. Algunas personas utilizan tapones diseñados especialmente para los aviones, reducen la diferencia de presión entre el oído medio y el exterior. Sin embargo, no se recomienda el uso de tapones normales.
  6. Si viajas con bebés o niños pequeños, es difícil que entiendan estas recomendaciones, por lo que pueden ponerles el chupete durante el despegue y aterrizaje, haciendo que succionen y traguen saliva.

Medidas para volar con catarro, sinusitis o alergia

Cuando se está acatarrado, con sinusitis o alergia la inflamación de los vasos sanguíneos de la nariz puede tamponar la trompa de Eustaquio, ocasionando problemas en los oídos. Esta situación durante el vuelo puede aumentar las molestias por los cambios de presión, al no dejar pasar el aire dentro del oído medio. Por esto, se recomienda el uso de descongestivos antes de volar, para de esta forma aliviar la inflación de la nariz liberando la presión sobre la trompa de Eustaquio y permitiendo que el aire pueda circular para equilibrar la presión.

Hay algún problema al pasar por el control de metales en los aeropuertos, la respuesta es siempre la misma: no

Se recomienda consultar con un médico de cabecera o profesional sanitario cuál es el mejor descongestivo según las características de cada persona, ya que no se recomienda su uso para menores de 12 años, mujeres que estén dando el pecho o personas con problemas de circulación.

centro del audifono valencia

Volar con acúfenos, tubos en los oídos o el tímpano perforado

Lo normal es que el hecho de tener acúfenos no afecte a la persona durante el vuelo, es más, un gran número de personas que tienen zumbidos en los oídos los perciben con menos intensidad durante el vuelo ya que el ruido de los motores del avión enmascara los acúfenos. A las personas que llevan audífonos, se recomienda no quitárselos durante el vuelo, ya que al disminuir el ruido ambiental hace que los acúfenos se perciban con mayor intensidad.

En el caso de que se tenga el tímpano perforado o se lleven tubos de drenaje en los oídos, las diferencias de presión no tienen porque afectar, ya que tanto si se tiene una pequeña perforación como si llevas tubos de drenaje, ambas situaciones permiten que haya un intercambio de aire y se mantenga la presión equilibrada.

centro del audifono valencia

Una de las preguntas que más suelen realizar las personas que llevan audífonos es si hay algún problema al pasar por el control de metales en los aeropuertos, la respuesta es siempre la misma: no. El audífono no va a perder capacidad ni se va a romper, ya que están diseñados para todas las situaciones. Pero sí recomendamos que tanto si se usa un audífono como un implante coclear, se informe al personal de seguridad para que permitan llevarlo puesto mientras se pasan los controles.

Si estás preparando un viaje y tienes alguna duda a la hora de volar, en el Centro del Audífono estaremos encantados de poder ayudarte a resolver todas tus inquietudes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

otitis externa

Las vacaciones escolares han llegado, las horas de sol y piscina copan el horario de miles de familias en verano. Sin embargo, con la piscina llega también el temido oído de nadador (otitis externa) que se multiplica cada año con la llegada del buen tiempo y la apertura de las piscinas.

La otitis externa u oído de nadador, es un término que incluye la inflamación o infección de la piel del conducto auditivo externo o el pabellón auricular, en general, está causado por una exposición prolongada al calor y humedad (un baño prologado en un día caluroso), pero también puede estar causado por tomar un baño, ducha e incluso sudoración.

¿Cómo se produce oído de nadador?

La configuración anatómica del conducto nos protege contra la penetración de cuerpos extraños. Asimismo, el cerumen es un eficaz medio protector del oído externo, ya que limita el desarrollo de bacterias, y es una barrera natural a la humedad.

Sin embargo, muchos factores locales pueden obstaculizar las defensas de los organismos contra las infecciones. Así, la humedad continua del conducto tiende a eliminar el cerumen con lo que se crea un medio favorable para la aparición de la infección. Además, si retiramos el cerumen con maniobras de rascado o limpieza, se puede causar una lesión epidérmica (piel), que facilita la penetración de gérmenes patógenos. Por consiguiente, se debe de evitar la utilización de torundas de algodón para limpiar el conductivo auditivo externo.

La otitis se produce cuando el agua permanece en el canal auditivo durante periodos prolongados de tiempo, esto hace que se cree un ambiente perfecto para la proliferación de gérmenes, aumentando las posibilidades de infección en la piel. Este tipo de infección auditiva no es contagiosa.

Factores que favorecen la aparición de otitis externa.

  • Traumatismos locales
  • Humedad crónica en el conducto
  • Limpieza excesiva del conducto auditivo con palillos de algodón.
  • Contacto con determinados productos químicos: laca para el pelo o tinte.
  • Lesiones en la piel del conducto auditivo tras la limpieza con agua para eliminar la cera.
  • Estenosis del conducto
  • Retención de restos epidérmicos
  • Rascado con cuerpos extraños, ya que pueden producir laceración de la piel del conducto
  • Otras afecciones de la piel que afectan al oído externo: eccema o seborrea.

En niños, los dos factores que más favorecen la aparición de otitis externa son la higiene agresiva del oído y el baño en piscina. Por consiguiente, los padres deben de evitar manipular o hurgar en los oídos de sus hijos para limpiarlos

Síntomas del oído del nadador (otitis externa)

Las manifestaciones del oído del nadador pueden ocurrir en muy corto periodo de tiempo después de la actividad acuática o después de varios días. Los síntomas de la otitis externa son el prurito y el dolor de oído. Aunque este último es el más constante. En general, el dolor de oído se irradia hacia la sien y mandíbula, además se exacerba al mínimo contacto y, en ocasiones, produce insomnio. El dolor de oído puede aumentar al presionar con el dedo índice en la entrada del conducto (signo del trago); con la tracción hacia atrás del pabellón auricular o del lóbulo hacia abajo, así como con la masticación. La pérdida auditiva es frecuente como consecuencia de la estenosis del conducto y la acumulación de secreciones.

Son signos comunes el edema del conducto auditivo y en algunos niños y adultos la aparición de secreción purulenta y formación de costras en la piel del conducto. Puede aparecer fiebre y adenopatías a nivel del pabellón y cuello

Otros síntomas relacionados con la otitis externa son:

  • Sensación de taponamiento del oído.
  • Supuración.
  • Disminución de la capacidad auditiva.
  • Dolor intenso que irradia hacia el cuello, la cara o un lateral de la cabeza.
  • Inflamación de los nódulos linfáticos (localizados en el cuello).
  • Rojez e hinchazón de la piel que rodea al oído.

¿Qué tratamientos existen para la otitis externa?

Es importante mantener el oído seco durante la fase de recuperación. Si el agua entra en el oído, es mejor tratar de secarlo con un secador de pelo. No se debe de utilizar tapones de oído durante la fase aguda de la otitis externa, debido al empeoramiento de la sintomatología al quedar atrapados restos epidérmicos e impedir que el canal auditivo se seque.  En el Centro del Audífono en Valencia realizamos moldes de baño a medida.oído del nadador

Una vez que haya sido evaluado por su médico de cabecera, le indicará un tratamiento según la gravedad de la infección y el dolor que padezca. En la mayoría de los casos, la otitis se trata con unas gotas para los oídos con antibiótico para tratar la infección y esteroides para disminuir la inflamación del canal auditivo

En algunos casos, la inflamación es tal gravedad que impide que las gotas atraviesen el canal auditivo, por lo que, en estas situaciones, el médico puede colocar una pequeña mecha que haga de puente para que las gotas lleguen al interior del oído.

Cuando la infección es más grave, será necesario tomar antibióticos vía oral, y puede ser recomendable realizar un cultivo de la supuración del oído para identificar el tipo de hongo o bacteria causante de la infección, y así, poder atacarla de forma más efectiva.

Para el tratamiento del dolor, dependerá del grado de este, en aquellos casos en los que sea elevado, el profesional sanitario le dará una receta con el medicamente indicado para reducir el dolor.

Es importante que mientras dure la infección, la persona afectada evite que el oído infectado entre en contacto con el agua, bien sea con el uso de gorros o tapones para los oídos. Si no, la infección puede mantenerse e incluso volverse crónica.

La otitis del nadador suele remitir entre 7 y 10 días después de haber iniciad el tratamiento médico. En caso contrario, te recomendamos que se pongas en contacto con el médico para realizar una segunda evaluación.

El tiempo de recuperación y severidad de los síntomas varia entre pacientes. Los síntomas mejoran dentro de 2 a 3 días y el dolor desaparece a los 4 0 7 días de tratamiento, en algunos casos se requieren 2 semanas de tratamiento para una total recuperación. Los pacientes con tubos de drenaje, perforación timpánica o un sistema inmune debilitado deben recibir tratamientos más específicos de su médico.

¿Cómo se puede prevenir el oído del nadador?

  • Un método para prevenir el oído del nadador en los meses de verano es usar una solución a partes iguales de alcohol isopropílico y vinagre blanco. El alcohol en la solución produce sequedad en el oído mientras que el vinagre tiene propiedades antibacterianas. Para su uso lo debe de almacenar en un cuentagotas. Deberá prepararse la solución cada mes a causa de la evaporación del alcohol. Coloque 3 gotas en cada oído al irse a acostar en los días que su hijo haya estado nadando. En caso de que el niño tenga tubos en los oídos o el tímpano perforado, no puede usar este tipo de gotas. No deberá hacer un uso excesivo de esta solución debido a que puede producir irritación. Las gotas pueden ser usadas después de un día de excesiva natación o sudoración, pero no mas de dos veces al día.
  • Después de cada baño, es recomendable que los niños se sequen con cuidado los oídos, utilizando una toalla e inclinando la cabeza hacia ambos lados para favorecer la salida del agua que haya podido quedar dentro de los oídos.
  • El uso de un secador de pelo para secar el conducto auditivo. Ajústelo a baja potencia y colóquelo a 30 centímetros del pabellón
  • Evitar practicar la natación durante 7 a 10 días. Entrar en una piscina se puede permitir en casos leves, pero siempre sin sumergir la cabeza.
  • Después del tratamiento su hijo puede volver a nadar después de 3 días de haber finalizado el tratamiento. El uso de tapones de baño a medida reducirá la humedad del conducto
  • En pacientes usuarios de audífonos deben de limitar su uso hasta que el dolor y supuración hayan desaparecido
  • En el Centro del Audífono realizamos tapones de baño a medida que son perfectos para evitar la otitis externa

 

Pautas de administración tópica en la otitis externa

El paciente debe adoptar una posición que facilite la administración de gotas óticas: la mejor posición es acostado y con la cabeza inclinada hacia el oído a poner las gotas. Una vez instilada las gotas, es aconsejable mantener esta posición durante 5 minutos para lograr una buena impregnación del medicamento en el conducto. Una maniobra que facilita la administración de las gotas tópicas es ampliar el diámetro del conducto mediante la tracción del pabellón hacia arriba y atrás en los adultos; hacia atrás en los niños y hacia atrás y abajo en los lactantes.

Las gotas se deberán desplazar por las paredes del conducto hasta llenarlo. La cantidad de gotas varia con la edad y tamaño del conducto. Recuerde: el niño deberá permanecer en esta posición 5 minutos

No se debe de colocar algodones o gasas en el conducto una vez aplicada las gotas, ya que, por capilaridad, éstos absorberían la medicación aplicada disminuyendo significativamente su eficacia. Además, evitaremos la acumulación de humedad en el conducto auditivo.

Conclusiones

  • El reposo es importante para ayudar a que su organismo combata la infección
  • Ingesta de líquidos: preferiblemente de 6 a 8 vasos de agua para prevenir la infección, son útiles si hay fiebre
  • Si el dolor está presente, es recomendable la toma de analgésico
  • Mantenga los oídos secos hasta que la terapia local haya sido completada
  • No tomar el baño en piscinas
  • Para tomar el baño utilice un gorro de baño
  • Utilice compresas calientes para aliviar el dolor de oído
  • La otitis externa debe ser tratada durante 7 días.

 

 

centro del audífono valencia

La pérdida auditiva en España afecta a cerca de 1 millón de personas. Es uno de los principales trastornos crónicos que sufren las personas mayores. La disminución de la capacidad auditiva suele ir asociada al envejecimiento de las personas, por lo que suele ser algo que difícilmente se puede evitar. En España, cerca del 57% de personas mayores de 55 años se ven afectados por la pérdida auditiva, y más de 65% cuando superan los 70 años de edad.

La disminución de la capacidad auditiva asociada a la edad se debe principalmente a la pérdida progresiva de las células auditivas del oído, reduciéndose, por consiguiente, la cantidad y calidad de las conexiones neuronales entre el oído y el cerebro. Esta reducción auditiva puede tener un impacto significativo en diferentes zonas del cerebro, entre las que se encuentran la memoria, la audición, el lenguaje. Diversos estudios de investigación han relacionado la pérdida de audición y la demencia. Uno de estos trabajos es el del Dr. Lin del Johns E. Hopkins Medical Center, en el que indica que la pérdida auditiva puede aumentar el riesgo de padecer demencia entre un 200 y 500%.

centro del audífono valencia

Qué relación tiene la pérdida auditiva y la demencia

Según este estudio, a mayor pérdida auditiva mayo probabilidad se tiene de desarrollar demencia en los años posteriores. Todavía no se ha logrado identificar de forma real y directa el vínculo entre ambas situaciones. Sin embargo, hay diversos estudios que parecen indicar algunas posibles relaciones directas entre ambas. Estas tres líneas de investigación son las siguientes:

  1. Aislamiento social. Es común que las personas que padecen disminución de su capacidad auditiva se aíslen socialmente. Esto es debido a diversas situaciones, por un lado, la vergüenza a no ser capaces de seguir las conversaciones y encontrarse perdidos o a cometer errores a la hora de mantener un diálogo con otras personas. Esto les empuja a separarse de las personas, a aislarse socialmente para evitar encontrarse en situaciones desagradables. También puede producirse una reducción de la actividad física, sobre todo en personas con mayores niveles de pérdida de audición. Tanto el aislamiento social como la reducción de ejercicio físico son dos factores de riesgo de padecer demencia. Por lo tanto, aquí podemos identificar una causa bastante directa entre los dos hechos.
  2. Atrofia cerebral. El deterioro cerebral debido a la disminución de las neuronas está relacionado con la demencia, según numerosos estudios. Con el avance de los años, nuestra reserva neuronal se va mermando afectando de forma directa nuestra actividad cerebral. En los últimos años, se ha demostrado que la pérdida de audición también está asociada a esta atrofia cerebral, por los mismos motivos, las neuronas al ir desapareciendo van perdiendo conexiones con las partes del cerebro encargadas de registrar los impulsos que se reciben del oído.
  3. Sobrecarga cognitiva. La disminución de la capacidad auditiva no es un hecho normal en el ser humano, por lo que cuando esto ocurre, el cerebro tiene que esforzarse más para poder para lograr completar por sí mismo la información que no recibe por la reducción auditiva. Esta sobrecarga de trabajo a la que se ve sometido el cerebro está vinculada con la aparición de la demencia, ya que la fatiga diaria a la que se enfrenta hace que disminuya su capacidad cognitiva a largo plazo. Por este motivo, aunque la pérdida de audición esté vinculada con el envejecimiento de las personas, se debe tratar para aliviar al cerebro de esa carga extra y disminuir los factores de riesgo de padecer demencia.

centro del audífono valencia

Un tratamiento precoz de la pérdida de audición ayuda a prevenir la demencia

Sea cual sea la relación entre la pérdida auditiva y la demencia, está claro que el vínculo existe, por lo que deberíamos tener en cuenta este hecho y no asumir que es un simple producto del envejecimiento, se debería tratar esta pérdida auditiva con ayuda, en este caso con el uso de audífono en ambos oídos.

El uso de audífonos puede no ser la cura para la demencia, sin embargo, se ha valorado la posibilidad de que su uso sí puede ralentizar el desarrollo del deterioro cognitivo, teniendo en cuenta todo lo mencionado anteriormente. Como ya sabemos, una perdida auditiva no tratada puede llevar a sufrir consecuencias emocionales y sociales, reducir la efectividad en el trabajo e incluso disminuir la calidad de vida.

En un reciente estudio en el que trataron la pérdida de audición, tan sólo dos semanas después del inicio del tratamiento, las pruebas cognitivas revelaron un incremento significativo recordando palabras y en los test de atención selectiva. Al final del estudio, la función cognitiva de los participantes había mejorado de forma significativa.

Desde 2011 se han realizado diversos estudios donde queda probado que tratar la pérdida auditiva con audífonos, puede eliminar los riesgos de desarrollar demencia.

En Centro del Audífono somos conscientes de esta situación y ponemos todo nuestro esfuerzo en ayudar a aquellas personas que se encuentren en esta situación. Ponemos a vuestra disposición un servicio de evaluación auditiva con una gran experiencia en los servicios hospitalario de audiología, así como, un gran abanico de soluciones, sea cual sea, el problema auditivo.

Referencias

Hornsby, B. W. (2013). The effects of hearing aid use on listening effort and mental fatigue associated with sustained speech processing demands. Ear and Hearing, 34(5), 523-534.

Lin, F. R., Yaffe, K., Xia, J., Xue, Q. L., Harris, T. B., Purchase-Helzner, E., & Health ABC Study Group. (2013). Hearing loss and cognitive decline in older adults. JAMA internal medicine, 173(4), 293-299.

Lin, F. R., Metter, E. J., O’Brien, R. J., Resnick, S. M., Zonderman, A. B., & Ferrucci, L. (2011). Hearing loss and incident dementia. Archives of neurology, 68(2), 214-220.

Mick, P., Kawachi, I., Lin, F. (2014). The association between hearing loss and social isolation in older adults. Otolaryngology — Head and Neck Surgery, 150, 378-384.