Desordenes de atención e hiperactividad. Esta patología auditiva comporta una falta de atención, discriminación, así como recordar y comprender el habla, aunque la audición sea normal, y otros ámbitos de la competencia cognitiva estén dentro de los límites de la normalidad.

Según la asociación americana de audiología, los trastornos de audición centrales conlleva a trastornos en:

  • Dificultad para atender selectivamente un estímulo auditivo, ignorando otros que pueden competir con el principal
  • Dificultad para enfocar y mantener la atención a un estímulo auditivo prolongado
  • Dificultad para almacenar información en su memoria y recuperarla cuando la precise
  • Dificultad en organización, sencuencia, planificación y solución de problemas que requieren división de tareas por prioridades, debido a que el concepto de temporalidad se desarrolla a través del oído
  • Sensitividad auditiva alterada, o son muy sensitivos a los ruidos, o a veces actúan como si estuvieran sordos.

Dificultades con las destrezas de lecto-escritura debido a que los pre-requisitos principales:

  • Lateralización y localización sonora.
  • Discriminación auditiva
  • Reconocimiento de los patrones auditivos
  • Aspectos temporales de la audición:
  • Resolución temporal
  • Enmascaramiento temporal
  • Ordenamiento temporal
  • Ejecución de señales competitivas
  • Ejecución de señales degradadas.

Los trastornos de procesamiento central auditivo son una consecuencia de una alteración o incapacidad para la recepción, análisis y procesamiento de la información auditiva. Estos trastornos centrales de la audición afecta a la comprensión verbal, desarrollo lingüístico, capacidad de escucha y a la posibilidad de aprender de un modo eficaz.

Los niños que presentan hipoacusia pueden tener desórdenes de atención e hiperactividad como cualquier otro niño. Pero, a veces, al observar el comportamiento del niño, puede ser difícil diferenciar entre un posible problema auditivo o la incidencia de un trastorno de atención.

 Trastorno de atención e hiperactividad del tipo predominantemente por falta de atención

Síntomas:

  • No logra prestar atención a los detalles o comete errores por descuido
  • Tiene dificultad para mantener la atención
  • Parece no escuchar
  • Tiene dificultad para seguir instrucciones
  • Tiene dificultad con la organización
  • Evita o le disgustan las tareas que requieren esfuerzo mental sostenido
  • Pierde cosas
  • Se distrae fácilmente
  • Es olvidadizo en las actividades diarias.

 Trastorno de atención e hiperactividad predominantemente de tipo hiperactivo-impulsivo

Síntomas

  • Juguetea con las manos o con los pies o se retuerce en la silla
  • Tiene dificultad para permanecer sentado
  • Dificultad para involucrarse calladamente en las actividades
  • Actúa como si estuviera impulsado por un motor
  • Habla excesivamente
  • Contesta abruptamente antes de que se complete las preguntas
  • Dificultad para esperar o tomar turnos
  • Interrumpe o se entromete en lo que otros están haciendo.

 Trastorno de falta de atención e hiperactividad del tipo mixto

El paciente cumple los criterios de ambos grupos de síntomas, los de falta de atención y los de hiperactividad/impulsividad

Equipos de frecuencia modulada

La comprensión verbal y la comunicación van más allá de la simple audición. Es necesario el uso de distintas áreas del cerebro para procesar la información. La velocidad y la eficiencia de la percepción verbal está por lo tanto influenciada por cómo de entrenadas estén algunas funcionalidades del sistema cerebral.

Sabemos que los sistemas FM no son solo para los usuarios de audífonos. Una gran variedad de grupos de pacientes – tanto adultos como niños – que no utilizan audífonos, padecen de comprensión verbal pobre en ambientes con ruido, a pesar de no tener o apenas tener pérdida auditiva.

Pueden tener un trastorno del procesamiento auditivo central, mínima pérdida auditiva, pero también pueden padecer otros problemas que no parezcan estar relacionados con la audición, como son: autismo, problemas específicos del aprendizaje, déficit de atención o esclerosis múltiple. Los niños y adultos que reciban formación escolar, ya sea en un colegio o universidad en un idioma distinto al que hablan también pueden beneficiarse de los sistemas de frecuencia modulada.

Los sistemas FM proporcionan el sonido deseado directamente al oído. Esto facilita la comunicación, que de otra forma no sería posible o, que en el mejor de los casos, sólo podría conseguirse con mucho esfuerzo. La facilidad de comunicación no tiene que ver sólo con la comunicación en sí misma, sino que también está relacionada con el ahorro de energía y recursos que quedan disponibles para otras tareas del cerebro.

Ideal para:

  • Trastornos del procesamiento auditivo central
  • Pérdida auditiva unilateral
  • Dificultades en el habla y el lenguaje en niños con otitis media crónica bilateral
  • Trastornos del habla y lenguaje en pacientes con isquemia transitoria
  • Trastornos por déficit de atención y/o hiperactividad
  • Autismo
  • Pérdida auditiva mínima
  • Esclerosis múltiple
  • Neuropatía auditiva
oídos avión

Si bien la mayoría de las molestias en los oídos durante los vuelos aéreos no son más que una molestia, ¿qué sucede cuando se vuelve algo más grave?

En circunstancias normales, a la hora de volar en avión, la presión del aire en el oído y la presión del aire exterior son iguales. Sin embargo, cuando la presión externa cambia muy rápidamente, el oído medio experimenta una presión extrema porque no puede ajustarse a la misma velocidad. Como consecuencia, además de causar un dolor intenso, el aire y el líquido atrapado dentro del oído medio pueden ocasionar la ruptura del tímpano.

Rara vez la presión en el oído conduce a un dolor severo y pérdida de audición, por lo que es mejor tomar precauciones antes, durante y después del vuelo.

Cuando la presión del aire en la cabina del avión cambia rápidamente durante el despegue y el aterrizaje, causa una presión dolorosa en el oído. Duele porque los oídos no pueden ajustarse lo suficientemente rápido al cambio en la presión del aire, atrapando aire y líquido.

La membrana timpánica o tímpano se hincha hacia afuera cuando la presión del aire aumenta dentro del oído. A la inversa, si la presión del aire dentro del oído se vuelve rápidamente menor que la presión del aire exterior, la membrana timpánica será aspirada hacia adentro, casi como un efecto de vacío. Lo que ha ocurrido es que la trompa de Eustaquio se ha aplanado y necesita un poco de ayuda para continuar haciendo su trabajo de llevar aire al oído. Ya sea ascendente o descendente, el estiramiento del tímpano puede causar dolor.

A veces la audición se ve afectada incluso días después del vuelo.

oídos avión

La razón por la que no se tiene dolor de oído al ascender por una montaña en una caminata es porque la presión del aire va cambiando gradualmente, dándole tiempo al oído a adaptarse poco a poco.

¿Y qué ocurre con quienes tienen tinnitus o pérdida de audición?

Algunas personas con pérdida de audición o tinnitus se preocupan a la hora de viajar en avión, pero generalmente no tienen de qué preocuparse.

En algunos casos, un cambio de presión tiene efectos pequeños y temporales. La mayoría de las personas con tinnitus o acúfenos no experimentan ningún efecto adverso durante el vuelo. En el improbable caso de que lo hagan, suele ser algo menor y temporal.

Es importante evitar el estrés y la preocupación. Relajarse con el entretenimiento que se ofrece durante los vuelos o llevar alguna distracción es recomendable.

Trucos para evitar el dolor de oídos durante un vuelo

1. Tragar, masticar o bostezar

Al tragar, masticar o bostezar, se estimulan los músculos que abren las trompas de Eustaquio, lo que puede aliviar la presión en el oído. Masticar un chicle puede ser una buena solución (solo para adultos), chupar un caramelo duro o beber agua. Es importante hidratarse durante el vuelo.

Si se viaja con un bebé o un niño, es bueno darle el chupete o algo de beber. También se puede consultar con su pediatra la posibilidad de usar gotas para los oídos.

2. Maniobra de Valsalva

La técnica conocida como la maniobra de Valsalva, comúnmente practicada por los buceadores de aguas profundas, ayuda a desbloquear los oídos cuando la presión comienza a acumularse.

Se debe tapar la nariz y la boca a la vez y hacer lentamente presión, como si se estuviera sonando la nariz. Hay que repetir hasta que la presión se iguale.

3. Tapones para los oídos

Es aconsejable usar tapones para los oídos con filtro, ya que esto ayudará a escalonar la presión del aire externo con el canal auditivo y reducir las molestias.

Un filtro especial de alta precisión retrasa el aumento de la presión del aire en esta pequeña cámara. Incluso si las trompas de Eustaquio pueden realizar una apertura activa en el oído medio para el equilibrio de presión solo con un retraso o con limitaciones, el efecto amortiguador en la cámara evita que el tímpano se doble con dolor.

Los adultos con canales auditivos estrechos deben usar el tamaño destinado a los niños.

4. Despegues y aterrizajes

Es importante estar prevenido sobre todo en los aterrizajes.

Al despegar, el efecto en los oídos es mínimo ya que la presión en la cabina del avión disminuye. Si va a haber un problema con la presión de igualación en el oído medio, tiende a ocurrir cuando el avión desciende a tierra. En este momento, el aire en el oído medio está a una presión más baja que el aire en la cabina.

5. Descongestionar

Al planificar un vuelo es importante tener en cuenta la salud.

Si sufres de una infección sinusal, resfriado o congestión nasal, cambia las fechas del vuelo si se puede. Parece algo sin importancia, pero la enfermedad puede causar un bloqueo en la trompa de Eustaquio, impidiendo la necesaria igualación de la presión y causar una ruptura del tímpano o infección grave.

Si no es posible cambiar el vuelo, toma un descongestionante y trata de mantenerte sin mucosidad durante el vuelo.

Finalmente, consulta a un profesional de la salud auditiva si tu audición no vuelve a la normalidad varios días después del vuelo. Si todavía no cuentas con un profesional de la salud auditiva, consúltanos y te atenderemos lo antes posible.

ayudas pei

Si tienes un grado de discapacidad auditiva importante y eres menor de 65 años, puedes optar a las ayudas que otorga la Administración Económica de la Comunidad Valenciana.

En este artículo os trasladamos la información de las ayudas que destina la Administración Pública este 2019 para las personas con necesidades especiales, siendo las personas con sordera y otras necesidades, posibles candidatas a percibir las mismas siempre y cuando cumplan con los requisitos que se solicitan.

Las ayudas personales para la atención especializada residencial a personas con diversidad funcional se conceden para atender las necesidades de atención integral de las personas con discapacidad o con enfermedad mental crónica que carecen de recursos económicos suficientes.

Consiste en una ayuda económica para cubrir la atención asistencial y cuidados especiales que no se pueden prestar en el medio familiar debido a los escasos recursos económicos.

La atención residencial podrá desarrollarse en residencias y viviendas tuteladas.

¿Quiénes pueden solicitar la ayuda?

Pueden solicitar las ayudas las personas físicas que tengan la condición legal de persona con discapacidad o diversidad funcional residentes en la Comunitat Valenciana, mayores de 16 y menores de 65 años. La ayuda podrá ser solicitada por la propia persona interesada, por su representante legal o, en su caso, guardador de hecho.

Ha de tener acreditada la necesidad de cuidados especiales, por estar afectado por una discapacidad que dificulte su inclusión social, carecer de domicilio o tener una situación familiar grave que impida la atención del individuo que, por sus características personales, no pueda desarrollarse en el medio familiar.

Carecer de recursos económicos individuales y familiares suficientes, que le impida hacer frente al precio de un servicio de atención residencial especializada.

¿Cuánta es la cuantía de la ayuda PEI?

El importe de la ayuda dependerá de la puntuación alcanzada y el coste mensual máximo de referencia, que está en unos 1.200€, no pudiéndose conceder subvenciones a las solicitudes que no obtengan la puntuación mínima de 60 puntos.

Para la determinación de la ayuda, se tendrá en cuenta la totalidad de sus ingresos, reservando la cantidad imprescindible para sus gastos personales.

¿Qué documentación se debe presentar?

Junto con la solicitud de ayuda personal para personas con diversidad funcional, se acompañará la autorización de consulta telemática de datos personales del solicitante y de los demás miembros de la unidad familiar, obrantes en los ficheros de las administraciones tributarias y de la Seguridad Social, a los únicos efectos de comprobar el cumplimiento de los requisitos exigidos en la presente convocatoria y los ingresos de la unidad familiar.

En caso de que no se preste consentimiento, deberá presentarse fotocopia compulsada de la última declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) referida a los ingresos de la unidad familiar, o, en su defecto, deberá aportar certificado negativo de declaración y certificado acreditativo de la pensión recibida por el solicitante.

En el caso de solicitudes de ayudas para la atención especializada residencial de personas con diversidad funcional, se acompañará un informe de salud e informe social, emitidos por facultativos, en los que se determine la necesidad de la ayuda. Y el certificado del titular de la residencia, debidamente autorizada, donde pretenda ingresar, en el que conste la existencia de plaza y el coste mensual de la misma.
En caso de estar ya ingresado, se aportará un certificado en el que figure la fecha de ingreso y el coste mensual de la plaza.

¿Cuándo solicitar la ayuda PEI?

Las ayudas o prestaciones para la atención especializada en centros residenciales podrán presentarse a lo largo de todo el ejercicio, hasta el día 1 de diciembre de 2019.

Las solicitudes se valorarán por una comisión técnica instructora que se constituirá en cada Dirección Territorial de Igualdad y Políticas Inclusivas, que elaborará una relación ordenada de solicitantes. 

La citada comisión elaborará una lista única priorizada de expedientes completos por cada tipo de acción o ayuda, siguiendo el orden de su puntuación, elevará al órgano competente para la concesión de ayudas, las propuestas de concesión a favor del número de beneficiarios que permitan las disponibilidades de crédito.

¿Dónde solicitarla?

Las solicitudes de subvención se presentarán, junto con la documentación requerida, preferentemente en el registro de entrada de las Direcciones Territoriales de Igualdad y Políticas Inclusivas correspondiente al municipio donde resida el solicitante, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 16.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Si estás interesado y crees que cumples los requisitos o conoces a alguien que puede beneficiarse no dudes en solicitarla a través de este enlace.

centro del audífono facebook

El ruido es la causa número 1 de pérdida de audición prevenible. Si queremos preservar la salud auditiva de nuestros hijos, debemos conocer los peligros a los que se exponen con ciertos juguetes y sonidos ambientales que pueden afectarle.

La pérdida de audición inducida por el ruido no es solo un factor de riesgo para adultos con exposición permanente a ruidos fuertes. A medida que aumenta la popularidad de los medios y las actividades basadas en el volumen entre niños y adolescentes, también aumenta el riesgo de daños auditivos.

Como padres y cuidadores de la salud de los niños, debemos protegerles y educarles a diario, sobre la importancia de practicar la seguridad auditiva.

Los bebés y los niños pequeños son más sensibles a los ruidos fuertes que los adultos. Debido a que el canal auditivo es más pequeño en los niños, la presión sonora que se genera en el conducto auditivo externo es de intensidad superior , si lo comparamos con el conducto auditivo de los adultos. En otras palabras, los sonidos fuertes son aún más fuertes para los niños.

Revise los siguientes consejos para asegurarse de que está haciendo todo lo posible para proteger la audición de sus hijos.

centro del audífono facebook

Peligros del ruido excesivo

Conocer los sonidos potencialmente dañinos a los que están expuestos sus hijos, con regularidad, es vital para tomar medidas para limitar la exposición y brindar protección auditiva.

Sus hijos serán más reacios a cumplir con las reglas que no entienden. Haga todo lo posible por explicarles cómo funciona su audición y lo fácil e irreversiblemente que pueden dañarse por la exposición repetida y excesiva al ruido.

La mejor manera de convencerlos para que usen protección auditiva y controlen el volumen de sus dispositivos es predicar con el ejemplo. No siempre puede obligar a sus hijos a cumplir con las mejores prácticas de audición, pero puedeproporcionar el tipo de razonamiento, la motivación y el ejemplo que querrán seguir para mantener su audición saludable durante los próximos años.

¿Conoce los niveles en decibelios que pueden causar un daño auditivo permanente, o cuánto tiempo puede una persona estar expuesta a ciertos niveles de decibelios antes de que se produzcan daños?

Aquí un listado de sonidos comunes a los que su hijo podría estar expuesto en la vida cotidiana:

  • Lavavajillas: 40-75 decibelios
  • Tráfico pesado: 85 decibelios.
  • Estéreos a volumen máximo: 105 decibelios
  • Conciertos: 110 decibelios
  • Actuaciones de la banda de marcha: 120 decibelios
  • Petardos / escopetas: 150 decibelios

Cualquier ruido por debajo de los 85 decibelios se considera seguro, incluso para una exposición prolongada. Más allá de esta intensidad, el daño permanente puede ocurrir después de solo 15 minutos. Incluso un minuto de exposición a los 110 decibelios de un concierto de rock es suficiente para causar un daño auditivo permanente. Es importante conocer estos umbrales cuando se evalúa si los sonidos a los que está expuesto su hijo en la vida cotidiana son peligrosos para su audición y cuándo deben tomar medidas de protección.

Los sonidos creados digitalmente en forma de reproductores de música, sistemas estéreo en hogares y vehículos, televisión, móvil, altavoces y computadoras son la mayor fuente de ruido para esta generación de niños y adolescentes.

Los dispositivos que usan auriculares son particularmente preocupantes porque sus niveles de volumen son difíciles de controlar.

centro del audífono facebook

Pautas o medidas a tomar

  • La falta de conocimiento es uno de los obstáculos más comunes para la salud auditiva a largo plazo.
  • Limitar el número de horas que su hijo puede usar estos dispositivos de sonido a diario y establecer pautas de volumen es el primer paso para protegerlos de esta amenaza.
  • Usar mecanismos protección auditiva, como cascos de control de sonido o tapones, pueden ser útiles a la hora de la exposición a ciertos ambientes.
  • Manténgase al tanto de las actividades escolares de su hijo, como la banda de música por ejemplo, y proporciónele tapones para los oídos y consulte con su profesor para prevenir potenciales malestares.

El otorrinolaringólogo de UCI Health, el Dr. Hamid Djalilian y su equipo, prueban docenas de juguetes populares para determinar cuáles tienen los niveles máximos de sonido más altos.

Djalilian da unas sugerencias que los padres pueden hacer para regular el volumen de los juguetes:

  • Colocar una cinta a prueba de agua sobre el altavoz para silenciar el sonido.
  • Colocar cinta sobre el control de volumen para evitar que su hijo aumente el volumen a niveles inseguros.
  • Dar a sus hijos un curso intensivo sobre seguridad auditiva.
  • También imponer límites de tiempo para los juguetes más ruidosos.

Todas las precauciones por exageradas que parezcan, son pocas, cuando se trata del oído de los más pequeños. Si quiere asegurarse de la correcta audición de sus hijos, le esperamos en el Centro del Audífono de Valencia, pida cita.