Desordenes de atención e hiperactividad. Esta patología auditiva comporta una falta de atención, discriminación, así como recordar y comprender el habla, aunque la audición sea normal, y otros ámbitos de la competencia cognitiva estén dentro de los límites de la normalidad.

Según la asociación americana de audiología, los trastornos de audición centrales conlleva a trastornos en:

  • Dificultad para atender selectivamente un estímulo auditivo, ignorando otros que pueden competir con el principal
  • Dificultad para enfocar y mantener la atención a un estímulo auditivo prolongado
  • Dificultad para almacenar información en su memoria y recuperarla cuando la precise
  • Dificultad en organización, sencuencia, planificación y solución de problemas que requieren división de tareas por prioridades, debido a que el concepto de temporalidad se desarrolla a través del oído
  • Sensitividad auditiva alterada, o son muy sensitivos a los ruidos, o a veces actúan como si estuvieran sordos.

Dificultades con las destrezas de lecto-escritura debido a que los pre-requisitos principales:

  • Lateralización y localización sonora.
  • Discriminación auditiva
  • Reconocimiento de los patrones auditivos
  • Aspectos temporales de la audición:
  • Resolución temporal
  • Enmascaramiento temporal
  • Ordenamiento temporal
  • Ejecución de señales competitivas
  • Ejecución de señales degradadas.

Los trastornos de procesamiento central auditivo son una consecuencia de una alteración o incapacidad para la recepción, análisis y procesamiento de la información auditiva. Estos trastornos centrales de la audición afecta a la comprensión verbal, desarrollo lingüístico, capacidad de escucha y a la posibilidad de aprender de un modo eficaz.

Los niños que presentan hipoacusia pueden tener desórdenes de atención e hiperactividad como cualquier otro niño. Pero, a veces, al observar el comportamiento del niño, puede ser difícil diferenciar entre un posible problema auditivo o la incidencia de un trastorno de atención.

 Trastorno de atención e hiperactividad del tipo predominantemente por falta de atención

Síntomas:

  • No logra prestar atención a los detalles o comete errores por descuido
  • Tiene dificultad para mantener la atención
  • Parece no escuchar
  • Tiene dificultad para seguir instrucciones
  • Tiene dificultad con la organización
  • Evita o le disgustan las tareas que requieren esfuerzo mental sostenido
  • Pierde cosas
  • Se distrae fácilmente
  • Es olvidadizo en las actividades diarias.

 Trastorno de atención e hiperactividad predominantemente de tipo hiperactivo-impulsivo

Síntomas

  • Juguetea con las manos o con los pies o se retuerce en la silla
  • Tiene dificultad para permanecer sentado
  • Dificultad para involucrarse calladamente en las actividades
  • Actúa como si estuviera impulsado por un motor
  • Habla excesivamente
  • Contesta abruptamente antes de que se complete las preguntas
  • Dificultad para esperar o tomar turnos
  • Interrumpe o se entromete en lo que otros están haciendo.

 Trastorno de falta de atención e hiperactividad del tipo mixto

El paciente cumple los criterios de ambos grupos de síntomas, los de falta de atención y los de hiperactividad/impulsividad

Equipos de frecuencia modulada

La comprensión verbal y la comunicación van más allá de la simple audición. Es necesario el uso de distintas áreas del cerebro para procesar la información. La velocidad y la eficiencia de la percepción verbal está por lo tanto influenciada por cómo de entrenadas estén algunas funcionalidades del sistema cerebral.

Sabemos que los sistemas FM no son solo para los usuarios de audífonos. Una gran variedad de grupos de pacientes – tanto adultos como niños – que no utilizan audífonos, padecen de comprensión verbal pobre en ambientes con ruido, a pesar de no tener o apenas tener pérdida auditiva.

Pueden tener un trastorno del procesamiento auditivo central, mínima pérdida auditiva, pero también pueden padecer otros problemas que no parezcan estar relacionados con la audición, como son: autismo, problemas específicos del aprendizaje, déficit de atención o esclerosis múltiple. Los niños y adultos que reciban formación escolar, ya sea en un colegio o universidad en un idioma distinto al que hablan también pueden beneficiarse de los sistemas de frecuencia modulada.

Los sistemas FM proporcionan el sonido deseado directamente al oído. Esto facilita la comunicación, que de otra forma no sería posible o, que en el mejor de los casos, sólo podría conseguirse con mucho esfuerzo. La facilidad de comunicación no tiene que ver sólo con la comunicación en sí misma, sino que también está relacionada con el ahorro de energía y recursos que quedan disponibles para otras tareas del cerebro.

Ideal para:

  • Trastornos del procesamiento auditivo central
  • Pérdida auditiva unilateral
  • Dificultades en el habla y el lenguaje en niños con otitis media crónica bilateral
  • Trastornos del habla y lenguaje en pacientes con isquemia transitoria
  • Trastornos por déficit de atención y/o hiperactividad
  • Autismo
  • Pérdida auditiva mínima
  • Esclerosis múltiple
  • Neuropatía auditiva
estrés sordera

Altos niveles de estrés pueden ser perjudiciales para el organismo, y ¿sabías que esto puede incluir la pérdida auditiva? ¡Descubre formas de controlar el estrés mientras proteges tus oídos!

Vivimos en la era del estrés crónico. En un mundo tan rápido, con menos tiempo para el descanso y la relajación, los problemas de salud se agravan y son cada vez más numerosos.

Nuestro modelo de sociedad conlleva un alto nivel de exigencia y eso provoca que el cuerpo y la mente tengan que soportar demasiada tensión. Nadie quiere vivir con estrés, sin embargo, debido a muchos factores, es probable que alguna vez en la vida suframos de sus consecuencias.

Sabemos que el estrés acumulado interfiere en el sueño hasta el punto de que podemos padecer de insomnio, además de provocar una baja en el rendimiento laboral, interferir en nuestro carácter, en nuestra salud mental y en las relaciones familiares. Pero lo que quizás no sepas es que el estrés y la hipertensión están relacionados con la pérdida auditiva.

Así es, el estrés excesivo puede conducir a muchos problemas de salud, incluidos el tinnitus (zumbidos de oído) y sordera.

Consecuencias negativas del estrés

El estrés es una parte natural de la vida. Es la forma en que el cuerpo se enfrenta a situaciones difíciles mediante la liberación de sustancias químicas en el torrente sanguíneo que le dan una explosión de fuerza y energía.

La respuesta de lucha o huida fue crucial para nuestra supervivencia cuando tuvimos que correr por nuestras vidas o cazar para sobrevivir.

estrés sordera

Pero, en la sociedad moderna, la respuesta al estrés no es tan beneficiosa ya que nos desgasta y agota nuestro cuerpo. Según el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, el estrés a largo plazo es perjudicial para la salud. Es un gran riesgo ya que debilita el sistema inmunitario provocando múltiples patologías entre las que destacan: ataques de ansiedad, dolores de cabeza, migrañas, presión arterial alta, diabetes, problemas gastrointestinales y otras más como la pérdida auditiva.

Muchos estudios avalan esta tesis. Por ejemplo, desde el Instituto Karolinska de Estocolmo, un grupo de investigadores realizó un estudio al respecto. Desarrollaron un cuestionario, haciendo a los participantes de la encuesta 120 preguntas sobre cómo reportarían el estrés relacionado con su entorno laboral psicosocial, ambiente laboral físico, estilo de vida, salud física y salud mental.

Los investigadores también hicieron a los participantes tres preguntas sobre su salud auditiva, centrándose en el tinnitus (zumbidos de oído) y la capacidad de escuchar conversaciones orales a intensidades normales

Finalmente, descubrieron que los encuestados que informaban sobre el estrés relacionado con la falta de sueño y la mala salud tenían más probabilidades de quejarse de tinnitus y pérdida auditiva. Al igual que los que experimentaron estrés en el lugar de trabajo.

El estrés y la pérdida auditiva

estrés sordera

El estrés perturba la circulación sanguínea en todo el cuerpo. Cuando el cuerpo responde al estrés, la producción excesiva de adrenalina reduce el flujo sanguíneo a los oídos, lo que afecta la audición.

Sin un flujo sanguíneo constante, las células del oído están dañadas o incluso destruidas, pudiendo causar pérdida auditiva inmediata si el flujo de sangre a los oídos se detiene por completo.

El estrés crónico en forma de hipertensión, a menudo, conduce a pérdida auditiva. Puede empeorar gradualmente la audición, provocar una pérdida auditiva súbita  y zumbidos de oído.

Tinnitus y pérdida auditiva

El tinnitus (acúfeno) a menudo se puede asociar con tensión emocional y estrés. El tinnitus es la experiencia de escuchar ruidos tipo zumbido sin un estímulo externo, y es a menudo una señal de advertencia temprana de pérdida auditiva.

Diversos estudios han proporcionado evidencia de esta correlación.

En un estudio realizado en la Universidad de Minia en Egipto, sólo 25 de cada 100 pacientes con tinnitus (acúfeno) informaron niveles normales de estrés. La mayoría de los pacientes con tinnitus tenían al menos niveles de estrés de leves a moderados o de severos a extremos.

Otro estudio, realizado por S. Herbert, encontró que aproximadamente el 53% de las personas con tinnitus dijeron que sus síntomas comenzaron en un período estresante de sus vidas o empeoraron significativamente en un momento estresante.

Es un círculo vicioso ya que el estrés causa tinnitus, lo que provoca más estrés y empeora aún más esta dolencia.

estrés sordera

Pasos a seguir para controlar el estrés

La American Psychological Association enumera estos cinco consejos para reducir el estrés:

  • Tomar un descanso. Alejarte de la causa del estrés puede darte perspectiva y hacer que te sientas menos abrumado.
  • Hacer ejercicio. Solo 20 minutos al día brindan beneficios para la salud tanto de tu cuerpo como de tu mente.
  • Reírse. Mover esos músculos faciales en particular alivia la tensión y envía una señal de felicidad al cerebro.
  • Apoyo social. Hablar con alguien que pueda entender por lo que estás pasando y brinde comentarios positivos.
  • Meditar. Al igual que el ejercicio, la meditación ayuda a la mente y al cuerpo a relajarse y concentrarse.

Y añadimos unas recomendaciones para las personas que trabajan en entornos particularmente ruidosos. Tomar descansos de 15 minutos periódicos puede reducir las posibilidades de sufrir daños auditivos en entorno laborales con mucho ruido.

Si esos métodos no ayudan a mejorar al paciente, se recomienda buscar atención especializada.

Tu profesional de la salud auditiva también puede ayudarte. Desde el Centro Auditivo de Valencia ponemos a tu disposición nuestro servicio de primera cita gratis para asesorarte en todo momento.

Trastornos auditivos en la enfermedad cerebrovascular
causa picor de oídos

¿Te pican los oídos constantemente y te sientes impotente sin saber qué hacer? ¿Llevas un tiempo con el molesto picor de oídos y se está convirtiendo en tu peor pesadilla? Si padeces un picor de oídos constante que no se pasa, no sufras más, consulta con un profesional que examine a fondo tu pabellón auditivo y determine su causa.

A veces un picor de oídos se pasa rápido, no es más que una ligera molestia. Otras veces, se convierte en un sufrimiento para los que lo padecen porque es una zona de difícil acceso y no la podemos rascar o ver qué está sucediendo.

El conducto auditivo externo humano es muy sensible, incluso un cambio repentino en el medio ambiente puede provocar la aparición de picazón en las orejas. El canal auditivo está inervado por terminaciones nerviosas que hacen que sea una zona muy sensible y propensa a la picazón.

El hecho de que no podamos ver nuestros propios canales auditivos puede causar inquietud y llevarnos a tocar el oído de manera imprudente y demasiado invasiva. La mayoría de las personas que sufren de picazón en el canal auditivo a menudo terminan agravando el problema usando objetos no estériles y afilados, como palillos, bastoncillos o hisopos para aliviar la picazón.

causa picor de oídos

Las inserciones de tales herramientas pueden causar raspado de la piel o peor, roturas en la membrana timpánica. El raspado de la piel, a su vez, proporcionara acceso libre a las bacterias, así como a otras partículas extrañas que se alojan más profundamente en la piel.

Causas y soluciones del picor de oídos

Oídos resecos

Algunos oídos no producen cera y, como resultado, la piel está seca. Estas orejas tienden a acumular escamas de piel muerta que causan la sensación de «picazón».

A veces los oídos producen cera, pero se seca rápidamente debido a una limpieza excesiva. Tener algo de cerumen en la oreja es bueno desde el punto de vista médico. Proporciona una barrera protectora contra el agua, lubrica el tejido, repele a los insectos y es levemente bacteriostático.

Solución: No limpiar los oídos a menudo. Estos tienden a limpiarse solos expulsando la cera hacia afuera del conducto y ahí la podemos recoger limpiando el pabellón auditivo con cuidado de no introducir agua en su interior.

Acumulación de cerumen

Al contrario que en el caso anterior, a veces el picor está provocado por la acumulación de cerumen en el conducto auditivo. La cera es la forma que tiene el cuerpo de limpiar las células muertas de la piel y la suciedad, pero una gran cantidad puede provocar picor.

Cuando una persona tiene mucho cerumen acumulado en el canal auditivo puede tener molestias, entre ellas el picor.

Solución: No trates de eliminar la acumulación de cerumen con un palito de algodón. Eso empuja más la cera hacia adentro del conducto auditivo. Existen gotas apropiadas para disolver el cerumen y, si eso no basta, puedes acudir a un profesional que sepa retirar la cera correctamente.

causa picor de oídos

Infecciones de oído

Las orejas con picazón a veces pueden ser un signo de una infección en el oído. Las bacterias y los virus los causan, generalmente cuando se tiene un resfriado, gripe o alergias. El oído de nadador suele ocurrir cuando el agua permanece en la oreja provocando humedad que desgasta la capa natural de defensa del canal auditivo contra los gérmenes.

Solución: Para detener el picor hay que tratar la infección con gotas para los oídos o antibióticos y mantener la zona seca.

Uso de audífonos

No es de extrañar que a las personas que usan audífonos les piquen los oídos. Teniendo en cuenta el aumento de la humedad causada por el uso de audífonos y los malos hábitos como introducir agua en sus canales auditivos a diario.

Ocasionalmente, los audífonos pueden causar picazón si una protuberancia o borde en el instrumento ejerce presión sobre la piel en el canal auditivo y crea una irritación.

Solución: Se debe evitar introducir agua en los oídos y, si es necesario, usar un par de tapones de agua de silicona personalizados para evitar la entrada de agua durante la ducha o baño. Y si el audífono roza en el canal auditivo, acude a un centro especializado para que lo ajusten.

Eccema ótico

El eccema ótico puede ser una condición extremadamente irritante y, a veces, dolorosa. Puede abarcar desde una leve sequedad del pabellón auricular (la parte visible, que se proyecta hacia la parte del oído) hasta lesiones y dolor intenso en la zona afectada, así como la infección de las partes externas e internas del pabellón auditivo.

Las personas que son propensas a la dermatitis seborreica o la psoriasis tienen más probabilidades que otras de tener dermatitis. El contacto con ciertos irritantes también puede causar eccema en el oído.

Solución: El tratamiento del eccema del oído dependerá de la causa y el tipo que sea, que diagnosticará tu médico de cabecera.