ayudas pei

Si tienes un grado de discapacidad auditiva importante y eres menor de 65 años, puedes optar a las ayudas que otorga la Administración Económica de la Comunidad Valenciana.

En este artículo os trasladamos la información de las ayudas que destina la Administración Pública este 2019 para las personas con necesidades especiales, siendo las personas con sordera y otras necesidades, posibles candidatas a percibir las mismas siempre y cuando cumplan con los requisitos que se solicitan.

Las ayudas personales para la atención especializada residencial a personas con diversidad funcional se conceden para atender las necesidades de atención integral de las personas con discapacidad o con enfermedad mental crónica que carecen de recursos económicos suficientes.

Consiste en una ayuda económica para cubrir la atención asistencial y cuidados especiales que no se pueden prestar en el medio familiar debido a los escasos recursos económicos.

La atención residencial podrá desarrollarse en residencias y viviendas tuteladas.

¿Quiénes pueden solicitar la ayuda?

Pueden solicitar las ayudas las personas físicas que tengan la condición legal de persona con discapacidad o diversidad funcional residentes en la Comunitat Valenciana, mayores de 16 y menores de 65 años. La ayuda podrá ser solicitada por la propia persona interesada, por su representante legal o, en su caso, guardador de hecho.

Ha de tener acreditada la necesidad de cuidados especiales, por estar afectado por una discapacidad que dificulte su inclusión social, carecer de domicilio o tener una situación familiar grave que impida la atención del individuo que, por sus características personales, no pueda desarrollarse en el medio familiar.

Carecer de recursos económicos individuales y familiares suficientes, que le impida hacer frente al precio de un servicio de atención residencial especializada.

¿Cuánta es la cuantía de la ayuda PEI?

El importe de la ayuda dependerá de la puntuación alcanzada y el coste mensual máximo de referencia, que está en unos 1.200€, no pudiéndose conceder subvenciones a las solicitudes que no obtengan la puntuación mínima de 60 puntos.

Para la determinación de la ayuda, se tendrá en cuenta la totalidad de sus ingresos, reservando la cantidad imprescindible para sus gastos personales.

¿Qué documentación se debe presentar?

Junto con la solicitud de ayuda personal para personas con diversidad funcional, se acompañará la autorización de consulta telemática de datos personales del solicitante y de los demás miembros de la unidad familiar, obrantes en los ficheros de las administraciones tributarias y de la Seguridad Social, a los únicos efectos de comprobar el cumplimiento de los requisitos exigidos en la presente convocatoria y los ingresos de la unidad familiar.

En caso de que no se preste consentimiento, deberá presentarse fotocopia compulsada de la última declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) referida a los ingresos de la unidad familiar, o, en su defecto, deberá aportar certificado negativo de declaración y certificado acreditativo de la pensión recibida por el solicitante.

En el caso de solicitudes de ayudas para la atención especializada residencial de personas con diversidad funcional, se acompañará un informe de salud e informe social, emitidos por facultativos, en los que se determine la necesidad de la ayuda. Y el certificado del titular de la residencia, debidamente autorizada, donde pretenda ingresar, en el que conste la existencia de plaza y el coste mensual de la misma.
En caso de estar ya ingresado, se aportará un certificado en el que figure la fecha de ingreso y el coste mensual de la plaza.

¿Cuándo solicitar la ayuda PEI?

Las ayudas o prestaciones para la atención especializada en centros residenciales podrán presentarse a lo largo de todo el ejercicio, hasta el día 1 de diciembre de 2019.

Las solicitudes se valorarán por una comisión técnica instructora que se constituirá en cada Dirección Territorial de Igualdad y Políticas Inclusivas, que elaborará una relación ordenada de solicitantes. 

La citada comisión elaborará una lista única priorizada de expedientes completos por cada tipo de acción o ayuda, siguiendo el orden de su puntuación, elevará al órgano competente para la concesión de ayudas, las propuestas de concesión a favor del número de beneficiarios que permitan las disponibilidades de crédito.

¿Dónde solicitarla?

Las solicitudes de subvención se presentarán, junto con la documentación requerida, preferentemente en el registro de entrada de las Direcciones Territoriales de Igualdad y Políticas Inclusivas correspondiente al municipio donde resida el solicitante, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 16.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Si estás interesado y crees que cumples los requisitos o conoces a alguien que puede beneficiarse no dudes en solicitarla a través de este enlace.

centro del audífono facebook

El ruido es la causa número 1 de pérdida de audición prevenible. Si queremos preservar la salud auditiva de nuestros hijos, debemos conocer los peligros a los que se exponen con ciertos juguetes y sonidos ambientales que pueden afectarle.

La pérdida de audición inducida por el ruido no es solo un factor de riesgo para adultos con exposición permanente a ruidos fuertes. A medida que aumenta la popularidad de los medios y las actividades basadas en el volumen entre niños y adolescentes, también aumenta el riesgo de daños auditivos.

Como padres y cuidadores de la salud de los niños, debemos protegerles y educarles a diario, sobre la importancia de practicar la seguridad auditiva.

Los bebés y los niños pequeños son más sensibles a los ruidos fuertes que los adultos. Debido a que el canal auditivo es más pequeño en los niños, la presión sonora que se genera en el conducto auditivo externo es de intensidad superior , si lo comparamos con el conducto auditivo de los adultos. En otras palabras, los sonidos fuertes son aún más fuertes para los niños.

Revise los siguientes consejos para asegurarse de que está haciendo todo lo posible para proteger la audición de sus hijos.

centro del audífono facebook

Peligros del ruido excesivo

Conocer los sonidos potencialmente dañinos a los que están expuestos sus hijos, con regularidad, es vital para tomar medidas para limitar la exposición y brindar protección auditiva.

Sus hijos serán más reacios a cumplir con las reglas que no entienden. Haga todo lo posible por explicarles cómo funciona su audición y lo fácil e irreversiblemente que pueden dañarse por la exposición repetida y excesiva al ruido.

La mejor manera de convencerlos para que usen protección auditiva y controlen el volumen de sus dispositivos es predicar con el ejemplo. No siempre puede obligar a sus hijos a cumplir con las mejores prácticas de audición, pero puedeproporcionar el tipo de razonamiento, la motivación y el ejemplo que querrán seguir para mantener su audición saludable durante los próximos años.

¿Conoce los niveles en decibelios que pueden causar un daño auditivo permanente, o cuánto tiempo puede una persona estar expuesta a ciertos niveles de decibelios antes de que se produzcan daños?

Aquí un listado de sonidos comunes a los que su hijo podría estar expuesto en la vida cotidiana:

  • Lavavajillas: 40-75 decibelios
  • Tráfico pesado: 85 decibelios.
  • Estéreos a volumen máximo: 105 decibelios
  • Conciertos: 110 decibelios
  • Actuaciones de la banda de marcha: 120 decibelios
  • Petardos / escopetas: 150 decibelios

Cualquier ruido por debajo de los 85 decibelios se considera seguro, incluso para una exposición prolongada. Más allá de esta intensidad, el daño permanente puede ocurrir después de solo 15 minutos. Incluso un minuto de exposición a los 110 decibelios de un concierto de rock es suficiente para causar un daño auditivo permanente. Es importante conocer estos umbrales cuando se evalúa si los sonidos a los que está expuesto su hijo en la vida cotidiana son peligrosos para su audición y cuándo deben tomar medidas de protección.

Los sonidos creados digitalmente en forma de reproductores de música, sistemas estéreo en hogares y vehículos, televisión, móvil, altavoces y computadoras son la mayor fuente de ruido para esta generación de niños y adolescentes.

Los dispositivos que usan auriculares son particularmente preocupantes porque sus niveles de volumen son difíciles de controlar.

centro del audífono facebook

Pautas o medidas a tomar

  • La falta de conocimiento es uno de los obstáculos más comunes para la salud auditiva a largo plazo.
  • Limitar el número de horas que su hijo puede usar estos dispositivos de sonido a diario y establecer pautas de volumen es el primer paso para protegerlos de esta amenaza.
  • Usar mecanismos protección auditiva, como cascos de control de sonido o tapones, pueden ser útiles a la hora de la exposición a ciertos ambientes.
  • Manténgase al tanto de las actividades escolares de su hijo, como la banda de música por ejemplo, y proporciónele tapones para los oídos y consulte con su profesor para prevenir potenciales malestares.

El otorrinolaringólogo de UCI Health, el Dr. Hamid Djalilian y su equipo, prueban docenas de juguetes populares para determinar cuáles tienen los niveles máximos de sonido más altos.

Djalilian da unas sugerencias que los padres pueden hacer para regular el volumen de los juguetes:

  • Colocar una cinta a prueba de agua sobre el altavoz para silenciar el sonido.
  • Colocar cinta sobre el control de volumen para evitar que su hijo aumente el volumen a niveles inseguros.
  • Dar a sus hijos un curso intensivo sobre seguridad auditiva.
  • También imponer límites de tiempo para los juguetes más ruidosos.

Todas las precauciones por exageradas que parezcan, son pocas, cuando se trata del oído de los más pequeños. Si quiere asegurarse de la correcta audición de sus hijos, le esperamos en el Centro del Audífono de Valencia, pida cita.

Según los expertos los bebés comienzan a absorber el lenguaje mientras están en el útero antes de lo que se pensaba. Con tan solo una hora de edad pueden diferenciar entre los sonidos de su idioma nativo y los de un idioma extranjero.

¿Cómo será la vida dentro del útero materno? El futuro bebé, desconocedor del mundo que hay en el exterior, solo reconoce lo que siente dentro del útero a través de los sentidos, principalmente del oído. Se sabe que las situaciones vividas por la madre durante el embarazo influyen en el embrión, su estado físico y emocional repercute en su desarrollo.

Según diversos estudios, durante el desarrollo intrauterino el feto responde a estímulos sonoros externos e internos. Esto se pone de manifiesto por reacciones corporales como la respiración, movimientos de la boca, los ojos y las extremidades.

La audición del feto es principalmente de baja frecuencia, con el sonido transmitido a través de la conducción ósea, por las cavidades llenas de líquido del oído externo y medio o el cráneo. El entorno acuático transfiere señales de baja frecuencia al oído interno sin atenuación, lo que da como resultado un rico entorno sonoro intrauterino.

¿Cuándo empiezan a oír los bebés los sonidos en el vientre?

Hace décadas los investigadores demostraron que los recién nacidos nacen listos para aprender y discriminar entre los sonidos del lenguaje en los primeros meses de vida, pero no había pruebas de que el aprendizaje del lenguaje se hubiera producido en el útero.

Actualmente la ciencia aporta datos muy interesantes, aunque no todos los estudios concluyen una fecha concreta a partir de la cual se desarrolla la capacidad auditiva.

A los 22 días de gestación se inicia el desarrollo del sistema auditivo y finaliza, aproximadamente, a las 25 semanas, aunque algunos autores la sitúan en 16 (Shahidullah S, 1992; Graven SN, 2008). Los primeros sonidos que el ser humano escucha cuando está en el vientre de la madre son los latidos del corazón. Por ello, no es de extrañar que después del nacimiento, sea efectivo para calmar al bebé.

Investigadores de la Universidad de Helsinki, Finlandia, estudiaron a 33 madres embarazadas y a sus bebés. Desde la semana 29 hasta el nacimiento, 17 madres escucharon un CD con dos secuencias de cuatro minutos de palabras inventadas («tatata» o «tatota», se dijeron de varias maneras diferentes y con diferentes tonos). Después del nacimiento los investigadores probaron la audición de los 33 bebés y realizaron una exploración cerebral con electroencefalografía (EEG) para ver si los recién nacidos respondían de manera diferente. La reacción de los bebés que escucharon el CD en el útero fue mayor cuando esas palabras fueron reproducidas, mientras que los bebés que no escucharon el CD en el útero no reaccionaron tanto.

Otro estudio muestra que los bebés nonatos escuchan a sus madres hablar durante las últimas 10 semanas de embarazo y al nacer pueden demostrar lo que han escuchado. Dado que las vibraciones de la voz de la madre viajan a través de su cuerpo hasta el útero, un bebé es más receptivo a la voz de su madre ya que es más fuerte que los ruidos del mundo exterior.

Según Christine Moon, profesora de psicología en Pacific Lutheran University en Tacoma, Washington, los fetos aprenden prenatalmente los sonidos particulares del lenguaje de una madre. Cuarenta bebés neonatos fueron estudiados en Tacoma y Estocolmo mientras escuchaban sonidos vocálicos en su lengua materna y en idiomas extranjeros. Su interés en los sonidos fue captado según el tiempo que chuparon un chupete que estaba conectado a una computadora. La succión más larga o más corta de sonidos desconocidos o familiares es una prueba de aprendizaje, porque indica que los bebés pueden diferenciar entre los sonidos que se escuchan en el útero. En ambos países, los bebés al nacer chuparon más tiempo al escuchar la lengua extranjera que la lengua materna.

Los mecanismos sensoriales y cerebrales de la audición se desarrollan sobre las 30 semanas de edad gestacional, y este nuevo estudio demuestra que los bebés no nacidos escuchan hablar a sus madres durante las últimas 10 semanas de embarazo, pudiendo reconocer lo que habían escuchado al momento de nacer.

¿Afectan los sonidos exteriores el desarrollo del oído del feto?

Los sonidos llegan atenuados al feto debido a la barrera que supone la barriga y el líquido en el que se mueve, aun así, los sonidos de más baja vibración pueden ser percibidos y estimulan el sistema nervioso central y el aprendizaje del procesamiento de los sonidos del feto.

Se puede estimular al bebé antes de nacer leyendo en voz alta y tocando música. Esto ayuda a desarrollar habilidades de comunicación temprana. Los bebés responden bien a la música, ya que la melodía combinada con las palabras, el tono, la entonación y las frases le ayudan a aprender.

A pesar de que los estudios no son del todo concluyentes, se sabe que una de las condiciones que indican más riesgo de que el bebé sufra algún tipo de pérdida de audición es la exposición regular y prolongada. Por ejemplo, una jornada laboral de 8 horas en un espacio donde el nivel de sonido está entre los 90-100 dB o más.

Qué evitar para proteger el oído del feto

Es muy habitual ver imágenes de mamás embarazadas con los audífonos sobre la barriguita, pero esta práctica no se debe de realizar por precaución. Los auriculares o headphones para oír música no deben usarse directamente sobre el vientre embarazado porque las frecuencias pueden dañar o destruir las células ciliadas en la oreja del bebé que está por nacer. Lo mejor para estimular al bebé a través de la música es que la mamá cante o escuche música relajante y alegre para que esa vibración se la transmita a su bebé de una forma sutil.

Además, el feto no debe estar expuesto a un sonido exterior intenso o sostenido debido a la relación con el daño auditivo y con el cortisol, el lactógeno y las anomalías cromosómicas, así como con el comportamiento social anormal después del nacimiento.

Las recomendaciones para la exposición segura al sonido en el feto y el lactante prematuro sugieren contener la exposición al ruido para limitar los posibles efectos negativos sobre la neuroplasticidad y la maduración.

Al final, cuando nace el bebé, se debe evaluar su sistema auditivo antes de abandonar el hospital a través de un screening auditivo para ver si funciona correctamente.

audifonos

El deterioro en la audición puede ocasionar falta de equilibrio o vértigos continuados.

 

 ¿Alguna vez ha sentido vértigo o falta de equilibrio? Es una sensación bastante desagradable que genera inseguridad y desconfianza en uno mismo, minando nuestra autoestima.

El equilibrio es fundamental a la hora de caminar, parece que nos mantenemos erguidos y en pie de forma natural porque sí, pero cuando nos falla el equilibrio, nos damos cuenta de que nuestro movimiento al trasladarnos no siempre es erguido y en la dirección deseada.

La pérdida de audición es una condición grave y específica que afecta a gran parte de la vida de una persona, tanto en un nivel psicológico como fisiológico. El oído en sí mismo es un órgano muy complejo que cumple importantes funciones. Tanto el sentido del oído como el sentido del equilibrio se originan en el oído interno. Las funciones intrínsecas de esta región son muy importantes, no solo para la audición sino también para el sentido del equilibrio.

La mejora de la audición favorece al equilibrio en los adultos mayores con pérdida auditiva. Según una nueva investigación de la Universidad de Medicina de Washington en St. Louis. Los pacientes con audífonos en ambos oídos se desempeñaron mejor en las pruebas de equilibrio estándar cuando se encendieron sus audífonos en comparación con cuando estaban apagados.

El pequeño estudio, que aparece en la revista The Laryngoscope, incluyó solo a 14 personas de 65 a 91 años, y es el primero en demostrar que la información de sonido, separada del sistema de equilibrio del oído interno, contribuye a mantener la estabilidad del cuerpo. El estudio apoya la idea de que mejorar la audición a través de audífonos o implantes cocleares puede ayudar a reducir el riesgo de caídas en las personas mayores.

Los participantes parecían estar utilizando la información sonora que venía a través de sus audífonos como puntos de referencia auditivos o puntos de referencia para ayudarse a mantener el equilibrio. Es un poco como usar los ojos para situarse en el espacio. Si apagamos las luces, la gente se balancea más de lo que lo harían si pudieran ver. “Este estudio sugiere que ampliar el espectro auditivo nos da información sobre el entorno y favorece el equilibrio”, señaló el autor principal Timothy E. Hullar, MD, profesor de otorrinolaringología en la Escuela de Medicina.

audifonos

Todos los participantes sirvieron como sus propios controles, realizando las pruebas de equilibrio con y sin sus audífonos encendidos. Dado que los investigadores estaban interesados ​​en examinar el efecto de la audición, todas las pruebas se realizaron en presencia de una fuente de sonido que produce ruido blanco, similar al sonido que percibimos si escuchamos el ruido que se produce antes de sintonizar una emisora de radio.

En una prueba, los ojos de los sujetos se cubrieron mientras estaban parados con los pies juntos sobre una almohadilla de espuma gruesa. En una segunda tarea, más difícil, los pacientes se pararon en el suelo con un pie delante del otro, del talón a los pies, también sin señales visuales de equilibrio. Los pacientes fueron cronometrados para ver cuánto tiempo podían permanecer en estas posiciones sin mover sus brazos o pies, o requerir la ayuda de otra persona para mantener el equilibrio.

Varios de los participantes pudieron mantener la estabilidad en la almohadilla de espuma durante al menos 30 segundos (lo que se considera normal), así sus audífonos estuvieran encendidos o no. Pero aquellos que tienen más dificultades con el equilibrio en esta prueba se desempeñaron mejor cuando sus audífonos estaban encendidos. Y la mejora en el rendimiento fue aún más evidente en la prueba de equilibrio más desafiante.

«Queríamos ver si podíamos detectar una mejoría incluso en personas a las que les fue muy bien en la prueba de espuma», señaló Hullar. Y ciertamente, observaron que su equilibrio mejoró durante la prueba más dura con sus audífonos puestos.

Para la prueba de la almohadilla de espuma, los pacientes mantuvieron el equilibrio un promedio de 17 segundos con los audífonos apagados. Con los audífonos encendidos, este promedio aumentó a casi 26 segundos. Y en la prueba más difícil de talón a dedo del pie, los pacientes se mantuvieron estables durante un promedio de 5 segundos sin audífonos. Con ellos encendidos, esta vez aumentó a un promedio de 10 segundos. Incluso con el pequeño número de pacientes en el ensayo, ambas diferencias de tiempo fueron estadísticamente significativas.

Según estas investigaciones científicas y dado el hecho de que los ancianos tienen mayores riesgos de caídas, que son la principal causa de lesiones y muerte en personas de avanzada edad, y tienen la mayor incidencia de discapacidad auditiva, lo idóneo sería que se hicieran un chequeo para determinar si un audífono o implante coclear le puede ayudar a mejorar la audición y, por tanto, el equilibrio.

Si tiene síntomas de pérdida de equilibrio, consulte con su otorrino para determinar qué tal está el sistema auditivo y poder descartar algún posible fallo. También puede dirigirse a un centro especializado del audífono como el nuestro para una evaluación completa.

 

¡La primera consulta audiológica es gratis!

 

 

Los acúfenos o tinnitus afectan a unos 3,5 millones de personas en España y a unos 25 millones en toda la Unión Europea, de entre los cuales se calcula que el 6,5% son menores de edad.

La afección del oído llamada tinnitus o acúfeno suele asociarse a personas adultas, pero no siempre es así, también puede afectar a los más jóvenes de la familia. El acúfeno se caracteriza por percibir un molesto zumbido, pulsaciones o silbidos constantes dentro del oído. Los sonidos del acúfeno varían de una persona a otra, pero, en general, tienen lugar en su propio sistema auditivo. Es la sensación de escuchar ruidos cuando no hay sonido realmente presente.

Muchos adultos experimentan los ruidos persistentes causados ​​por el acúfeno, pero pocos padres se dan cuenta de que también puede afectar a sus hijos. Si bien los adultos generalmente pueden determinar que los sonidos que escuchan son anormales, muchos niños asumen que el ruido es una parte normal de su vida y no dicen nada.

En una investigación publicada en 2018 por la Asociación Británica de Tinnitus, se mostraron estadísticas preocupantes sobre el conocimiento de los padres sobre la enfermedad. Un poco menos de un tercio (32%) de los padres del Reino Unido saben que los niños menores de 10 años pueden tener acúfenos, y solo el 37% cree que puede afectar a los niños de 10 a 16 años.

Causas más comunes del tinnitus

El acúfeno no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma, y debido a que involucra la percepción del sonido en uno o ambos oídos, e incluso dentro de la cabeza, en general, se asocia con el sistema auditivo. Al igual que en los adultos, el acúfeno en los niños puede ser causado por alteraciones en diferentes partes del sistema auditivo, es decir: oído externo, oído medio y oído interno.

Cuando el origen es del oído oído externo (pabellón auricular y conducto auditivo) puede deberse a un exceso de cera, especialmente si la cera toca el tímpano, causando presión y cambiando la forma en que vibra el tímpano.

Los problemas en el oído medio suelen producirse por las infecciones (bastante comunes) y por la otosclerosis (poco común), que endurece los huesos o los osículos diminutos del oído. Otra causa rara de acúfenos del oído medio son los espasmos musculares en uno de los dos músculos diminutos del oído. En este caso, el acúfeno puede ser intermitente y, a veces, el especialista en salud auditiva también puede escuchar los sonidos.

El acúfeno más subjetivo asociado con el sistema auditivo se origina en el oído interno. El daño y la pérdida de las diminutas células auditivas sensoriales en el oído interno también pueden estar asociados con el acúfeno.

Otras causas pueden ser:

  • Exposición excesiva al ruido.
  • Anomalías en la porción auditiva del cerebro debido a traumatismos o tumores.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Depresión o ansiedad (más del 50% de las personas que perciben acúfenos suelen presentar problemas emocionales, siendo la ansiedad y depresión los principales trastornos psicológicos asociados al acúfeno

Un pequeño número de niños tiene acúfeno constante o asociado a una patología, la mayoría de las veces el problema desaparece por sí solo, aunque todos los niños con acúfenos deben ser valorados por su especialista pediatra.

Pruebas y diagnóstico

Si tiene señales de que su hijo puede estar percibiendo acufenos, debe visitar a su pediatra para que le realice una evaluación, y así determinar su causa. Cuando se realiza la evaluación, lo primero que hará el médico es un examen completo del oído, cabeza, cuello y torso, diversas pruebas de audición y es posible que un análisis de sangre. Si el tinnitus es unilateral, asociado con pérdida de audición, o persistente, debe solicitarse una prueba de audición o audiograma. Por lo general, no es necesario realizar pruebas radiológicas (rayos X, tomografía computarizada o resonancia magnética) a menos que el tinnitus sea pulsátil o esté asociado a una pérdida auditiva asimétrica desigual o con anomalías neurológicas. El médico determinará el grado de molestia haciendo ciertas preguntas al niño y a los padres.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento del tinnitus?

Si bien no existe una única «cura» para el acúfeno, hay varias opciones disponibles que pueden ayudar a los menores que lo padecen.

Si su especialista encuentra una causa específica para el acúfeno en el niño, es posible que pueda ofrecer un tratamiento para eliminar el ruido. Esto puede incluir retirar la cera de su canal auditivo, tratar la otitis media serosa, así como trastornos de la articulación de la mandíbula, etc.

Algunos niños con pérdida de audición y acúfeno han mejorado con el uso de audífonos, con o sin generador de ruido incorporados. Los efectos del acúfeno en la calidad de vida también se pueden mejorar con la terapia cognitiva conductual (TCC), que generalmente implica una serie de sesiones semanales dirigidas por un profesional capacitado.

El acúfeno puede ser tan molesto en algunos pacientes que causa depresión o ansiedad. Habría que valorar si el niño puede estar cursando alguna de estas dolencias y ponerlo en manos de su pediatra. Por otra parte, no se recomienda la prescripción de medicamentos de rutina sin un problema médico subyacente o asociado que pueda beneficiarse de dicho tratamiento.


Dado que la mayoría de acúfenos mejoran con el paso del tiempo, lo mejor es mantener la calma, hablar con un especialista y tranquilizar al niño, ya que pronto dejará de tener esos molestos ruidos.

Y si desea que hagamos una revisión del  acúfeno a su hijo, no dude en contactar con nosotros en Centro del Audífono de Valencia ya que somos el único centro auditivo en Valencia con conocimientos profesionales en el tratamiento de pacientes con acúfenos mediante el método terapia de reentrenamiento.

 

Audífono inalámbrico

La escucha es muy importante en la comunicación humana y más en la etapa infantil. Una correcta capacidad auditiva favorece que los niños desarrollen habilidades del habla y el lenguaje a medida que crecen.

Las necesidades médicas de los niños con cáncer son diversas y es importante realizar un chequeo de todos los posibles efectos que puedan tener tras tratamientos agresivos. Hay diversos motivos que causan sordera infantil, desde una afección congénita hasta un deterioro progresivo. Sin embargo, no todo el mundo está familiarizado con los efectos secundarios que pueden tener ciertos tratamientos contra el cáncer infantil.

La pérdida auditiva merma la capacidad de desarrollo en la infancia y puede retrasar las habilidades del habla, así como las habilidades sociales. Resulta muy importante la detección temprana por parte de la familia para que, cuanto antes los niños comiencen a recibir los tratamientos adecuados, antes desarrollen nuevas destrezas para alcanzar su máximo potencial en la comunicación con el entorno.

Entre las consecuencias que para la salud infantil pueden tener los tratamientos contra el cáncer está la hipoacusia o pérdida auditiva.  La gravedad de la hipoacusia dependerá de tres factores principales: la intensidad de la pérdida auditiva, la localización de la lesión y el momento de aparición de la misma. 

Tipos de pérdida de audición

Una pérdida de audición puede ocurrir cuando cualquier parte del oído no está funcionando de la manera habitual. Esto incluye el oído externo, el oído medio y el oído interno.La pérdida de audición que ocurre en el oído externo o medio se llama pérdida auditiva conductiva. Esto significa que la pérdida de audición se debe a un problema en la transmisión del sonido desde el aire al oído interno. A veces, esto sucede cuando las personas tienen infecciones de oído. El fluido «amortigua» el sonido cuando viaja a través del oído medio. 

audífonos niñosLa pérdida de audición que resulta del daño al oído interno o al nervio auditivo se llama pérdida de audición neurosensorial. Un ejemplo de esto sería el daño a los sensores de las células ciliadas del oído interno debido a la quimioterapia. Aunque las ondas de sonido todavía se mueven a través del fluido del oído interno, ya no pueden ser transformadas en impulsos nerviosos, por lo que el sonido no llega al cerebro. Las células capilares sensoriales que procesan sonidos agudos generalmente se dañan primero, seguido del daño a las células ciliadas sensoriales que procesan sonidos de tono bajo. 

Los síntomas de pérdida de audición se pueden detectar cuando el niño no presta atención a los sonidos de voces o ruidos ambientales, si le cuesta escuchar con ruidos de fondo, siente pitidos o tintineos en el oído o si empieza a tener problemas escolares.

De acuerdo a la intensidad de la pérdida auditiva, las hipoacusias pueden clasificarse en:

  • Ligeras: dificultad para escuchar conversaciones lejanas o en entornos ruidosos, suponen una pérdida de 20-40 decibelios.
  • Medias: dificultad para participar en conversaciones, suponen una pérdida de 40-70 decibelios.
  • Severas: solo pueden escuchar conversaciones muy altas y a menos de 30 cm, suponen una pérdida de 70-90 decibelios.
  • Profundas: solo son capaces de escuchar algunos sonidos ambientales muy intensos, pérdida superior a 90 decibelios.

¿Qué tipos de terapia contra el cáncer pueden provocar pérdida auditiva? 

Algunos medicamentos de quimioterapia o de radiación necesarios para el tratamiento del cáncer infantil pueden dañar la audición. Los siguientes tratamientos contra el cáncer pueden causar pérdida de audición:    

  • Quimioterapia del grupo «platino» como cisplatino o altas dosis de carboplatino.
  • Altas dosis de radiació, 30 Gy o 3000 cGy / rads o más alto, a la cabeza o el cerebro, especialmente cuando el haz se dirige hacia el tallo cerebral o el oído.    
  • Cirugía del cerebro, el oído o el nervio auditivo.  
  • Ciertos antibióticos y diuréticos.

audífonos niños

Las dosis altas de radiación en el oído o el cerebro pueden causar inflamación o acumulación de cera en el oído externo, problemas con la acumulación de líquido en el oído medio o rigidez del tímpano o huesos del oído medio. Cualquiera de estos problemas puede provocar una pérdida de audición. La radiación también puede dañar las células ciliadas sensoriales en el oído interno, causando pérdida de audición neurosensorial. El daño de la radiación puede afectar uno o ambos oídos, dependiendo del área de tratamiento con radiación. La pérdida auditiva conductiva puede mejorar con el tiempo, pero la pérdida auditiva neurosensorial suele ser permanente. 

La quimioterapia con platino puede causar daño a las células ciliadas sensoriales en el oído interno, lo que resulta en la pérdida de audición neurosensorial. Muy a menudo el efecto es similar en ambos oídos y es permanente. 

Tratamiento de la sordera infantil

Una vez se diagnostica un grado de sordera en el niño, lo óptimo será que se proceda a un tratamiento multidisciplinar, es decir,  en colaboración con el pediatra, otorrino, logopeda y audioprotesista. Así se coordinarán todos los profesionales para estimular eficazmente al niño, con un tratamiento logopédico adecuado y otro audioprotésico, generalmente mediante audífonos.

Gracias a la tecnología se puede ayudar a un niño a aprovechar al máximo su audición residual para comunicarse con el exterior. Las familias que optan por utilizar esta tecnología para sus hijos tienen varias opciones:

Escuchar los sonidos correctamente es muy importante para que los niños se sientan seguros y establezcan un canal de comunicación en el entorno social. Si cree que su hijo puede tener pérdida de audición, solicite una evaluación auditiva tan pronto como sea posible.

centro del audifono valencia

Una de cada tres personas que se suben a un avión tienen algún tipo de molestia en los oídos durante el viaje, si se viaja acatarrado, con sinusitis o con alguna dolencia previa en el oído este porcentaje suele aumentar. Una de las principales causas se debe a los cambios de presión que se originan dentro de la cabina del avión en el momento del despegue y aterrizaje, aunque suelen ser más acusados en el aterrizaje. Estas molestias pueden ir desde una simple sensación de taponamiento en el oído hasta un dolor intenso.

¿Por qué duelen los oídos en el avión?

Nuestro oído está compuesto de tres partes: oído interno, oído medio y oído externo.  El oído medio está conectado a través de la trompa de Eustaquio con el oído externo, el aire viaja a través de este conducto para equilibrar la presión del oído medio con la presión exterior. La trompa de Eustaquio se mantiene cerrada y sólo se abre en determinadas ocasiones, como por ejemplo al masticar, tragar o bostezar, para mantener el equilibrio de aíre dentro del oído medio. Durante las etapas de despegue y, especialmente, el aterrizaje del avión el equilibrio de presión entre la cabina del avión y el oído medio es más complejo y la trompa de Eustaquio tiene que abrirse más frecuentemente para mantener compensada la presión; esto se produce cuando sentimos un “pop” dentro de nuestros oídos. Cuando este equilibrio no se produce, es cuando sentimos los oídos taponados, así como leves molestias, dolor e incluso pérdida temporal de la audición. Estas molestias suelen ser temporales, al cabo de unas horas tienden a desaparecer por si mismas, en caso contrario, es necesario que te pongas en contacto con tu médico.

Cuando se está acatarrado, con sinusitis o alergia la inflamación de los vasos sanguíneos de la nariz puede tamponar la trompa de Eustaquio, ocasionando problemas en los oídos. 

centro del audifono valencia

¿Qué puede hacer para reducir las molestias?

Hay una serie de cosas que se pueden hacer para minimizar las molestias ocasionadas por este desequilibrio. Estas son algunas de ellas:

  1. Tragar frecuentemente. Masticando un chicle, comiendo un caramelo y dando pequeños sorbos de agua hace que las trompas de Eustaquio se abran manteniendo la presión del aire del oído medio equilibrada.
  2. Usar la maniobra de Valsalva. A pesar de su nombre, es una técnica sencilla que ayuda a evitar la descompensación de la presión. Consiste en taparse la nariz, respirar con fuerza, con la boca cerrada, empujando el aire hacia la faringe.
  3. Produce el mismo efecto que masticar, abre la trompa de Eustaquio facilitando el equilibrio de presión.
  4. Mantenerse despierto durante el aterrizaje. Los viajes pueden dar sueño, pero es importante mantenerse despierto para tragar de forma constante, ya que durante el sueño no se traga saliva de la misma forma y no se logra el equilibrio de presión del oído.
  5. Usar tapones especiales. Algunas personas utilizan tapones diseñados especialmente para los aviones, reducen la diferencia de presión entre el oído medio y el exterior. Sin embargo, no se recomienda el uso de tapones normales.
  6. Si viajas con bebés o niños pequeños, es difícil que entiendan estas recomendaciones, por lo que pueden ponerles el chupete durante el despegue y aterrizaje, haciendo que succionen y traguen saliva.

Medidas para volar con catarro, sinusitis o alergia

Cuando se está acatarrado, con sinusitis o alergia la inflamación de los vasos sanguíneos de la nariz puede tamponar la trompa de Eustaquio, ocasionando problemas en los oídos. Esta situación durante el vuelo puede aumentar las molestias por los cambios de presión, al no dejar pasar el aire dentro del oído medio. Por esto, se recomienda el uso de descongestivos antes de volar, para de esta forma aliviar la inflación de la nariz liberando la presión sobre la trompa de Eustaquio y permitiendo que el aire pueda circular para equilibrar la presión.

Hay algún problema al pasar por el control de metales en los aeropuertos, la respuesta es siempre la misma: no

Se recomienda consultar con un médico de cabecera o profesional sanitario cuál es el mejor descongestivo según las características de cada persona, ya que no se recomienda su uso para menores de 12 años, mujeres que estén dando el pecho o personas con problemas de circulación.

centro del audifono valencia

Volar con acúfenos, tubos en los oídos o el tímpano perforado

Lo normal es que el hecho de tener acúfenos no afecte a la persona durante el vuelo, es más, un gran número de personas que tienen zumbidos en los oídos los perciben con menos intensidad durante el vuelo ya que el ruido de los motores del avión enmascara los acúfenos. A las personas que llevan audífonos, se recomienda no quitárselos durante el vuelo, ya que al disminuir el ruido ambiental hace que los acúfenos se perciban con mayor intensidad.

En el caso de que se tenga el tímpano perforado o se lleven tubos de drenaje en los oídos, las diferencias de presión no tienen porque afectar, ya que tanto si se tiene una pequeña perforación como si llevas tubos de drenaje, ambas situaciones permiten que haya un intercambio de aire y se mantenga la presión equilibrada.

centro del audifono valencia

Una de las preguntas que más suelen realizar las personas que llevan audífonos es si hay algún problema al pasar por el control de metales en los aeropuertos, la respuesta es siempre la misma: no. El audífono no va a perder capacidad ni se va a romper, ya que están diseñados para todas las situaciones. Pero sí recomendamos que tanto si se usa un audífono como un implante coclear, se informe al personal de seguridad para que permitan llevarlo puesto mientras se pasan los controles.

Si estás preparando un viaje y tienes alguna duda a la hora de volar, en el Centro del Audífono estaremos encantados de poder ayudarte a resolver todas tus inquietudes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

otitis externa

Las vacaciones escolares han llegado, las horas de sol y piscina copan el horario de miles de familias en verano. Sin embargo, con la piscina llega también el temido oído de nadador (otitis externa) que se multiplica cada año con la llegada del buen tiempo y la apertura de las piscinas.

La otitis externa u oído de nadador, es un término que incluye la inflamación o infección de la piel del conducto auditivo externo o el pabellón auricular, en general, está causado por una exposición prolongada al calor y humedad (un baño prologado en un día caluroso), pero también puede estar causado por tomar un baño, ducha e incluso sudoración.

¿Cómo se produce oído de nadador?

La configuración anatómica del conducto nos protege contra la penetración de cuerpos extraños. Asimismo, el cerumen es un eficaz medio protector del oído externo, ya que limita el desarrollo de bacterias, y es una barrera natural a la humedad.

Sin embargo, muchos factores locales pueden obstaculizar las defensas de los organismos contra las infecciones. Así, la humedad continua del conducto tiende a eliminar el cerumen con lo que se crea un medio favorable para la aparición de la infección. Además, si retiramos el cerumen con maniobras de rascado o limpieza, se puede causar una lesión epidérmica (piel), que facilita la penetración de gérmenes patógenos. Por consiguiente, se debe de evitar la utilización de torundas de algodón para limpiar el conductivo auditivo externo.

La otitis se produce cuando el agua permanece en el canal auditivo durante periodos prolongados de tiempo, esto hace que se cree un ambiente perfecto para la proliferación de gérmenes, aumentando las posibilidades de infección en la piel. Este tipo de infección auditiva no es contagiosa.

Factores que favorecen la aparición de otitis externa.

  • Traumatismos locales
  • Humedad crónica en el conducto
  • Limpieza excesiva del conducto auditivo con palillos de algodón.
  • Contacto con determinados productos químicos: laca para el pelo o tinte.
  • Lesiones en la piel del conducto auditivo tras la limpieza con agua para eliminar la cera.
  • Estenosis del conducto
  • Retención de restos epidérmicos
  • Rascado con cuerpos extraños, ya que pueden producir laceración de la piel del conducto
  • Otras afecciones de la piel que afectan al oído externo: eccema o seborrea.

En niños, los dos factores que más favorecen la aparición de otitis externa son la higiene agresiva del oído y el baño en piscina. Por consiguiente, los padres deben de evitar manipular o hurgar en los oídos de sus hijos para limpiarlos

Síntomas del oído del nadador (otitis externa)

Las manifestaciones del oído del nadador pueden ocurrir en muy corto periodo de tiempo después de la actividad acuática o después de varios días. Los síntomas de la otitis externa son el prurito y el dolor de oído. Aunque este último es el más constante. En general, el dolor de oído se irradia hacia la sien y mandíbula, además se exacerba al mínimo contacto y, en ocasiones, produce insomnio. El dolor de oído puede aumentar al presionar con el dedo índice en la entrada del conducto (signo del trago); con la tracción hacia atrás del pabellón auricular o del lóbulo hacia abajo, así como con la masticación. La pérdida auditiva es frecuente como consecuencia de la estenosis del conducto y la acumulación de secreciones.

Son signos comunes el edema del conducto auditivo y en algunos niños y adultos la aparición de secreción purulenta y formación de costras en la piel del conducto. Puede aparecer fiebre y adenopatías a nivel del pabellón y cuello

Otros síntomas relacionados con la otitis externa son:

  • Sensación de taponamiento del oído.
  • Supuración.
  • Disminución de la capacidad auditiva.
  • Dolor intenso que irradia hacia el cuello, la cara o un lateral de la cabeza.
  • Inflamación de los nódulos linfáticos (localizados en el cuello).
  • Rojez e hinchazón de la piel que rodea al oído.

¿Qué tratamientos existen para la otitis externa?

Es importante mantener el oído seco durante la fase de recuperación. Si el agua entra en el oído, es mejor tratar de secarlo con un secador de pelo. No se debe de utilizar tapones de oído durante la fase aguda de la otitis externa, debido al empeoramiento de la sintomatología al quedar atrapados restos epidérmicos e impedir que el canal auditivo se seque.  En el Centro del Audífono en Valencia realizamos moldes de baño a medida.oído del nadador

Una vez que haya sido evaluado por su médico de cabecera, le indicará un tratamiento según la gravedad de la infección y el dolor que padezca. En la mayoría de los casos, la otitis se trata con unas gotas para los oídos con antibiótico para tratar la infección y esteroides para disminuir la inflamación del canal auditivo

En algunos casos, la inflamación es tal gravedad que impide que las gotas atraviesen el canal auditivo, por lo que, en estas situaciones, el médico puede colocar una pequeña mecha que haga de puente para que las gotas lleguen al interior del oído.

Cuando la infección es más grave, será necesario tomar antibióticos vía oral, y puede ser recomendable realizar un cultivo de la supuración del oído para identificar el tipo de hongo o bacteria causante de la infección, y así, poder atacarla de forma más efectiva.

Para el tratamiento del dolor, dependerá del grado de este, en aquellos casos en los que sea elevado, el profesional sanitario le dará una receta con el medicamente indicado para reducir el dolor.

Es importante que mientras dure la infección, la persona afectada evite que el oído infectado entre en contacto con el agua, bien sea con el uso de gorros o tapones para los oídos. Si no, la infección puede mantenerse e incluso volverse crónica.

La otitis del nadador suele remitir entre 7 y 10 días después de haber iniciad el tratamiento médico. En caso contrario, te recomendamos que se pongas en contacto con el médico para realizar una segunda evaluación.

El tiempo de recuperación y severidad de los síntomas varia entre pacientes. Los síntomas mejoran dentro de 2 a 3 días y el dolor desaparece a los 4 0 7 días de tratamiento, en algunos casos se requieren 2 semanas de tratamiento para una total recuperación. Los pacientes con tubos de drenaje, perforación timpánica o un sistema inmune debilitado deben recibir tratamientos más específicos de su médico.

¿Cómo se puede prevenir el oído del nadador?

  • Un método para prevenir el oído del nadador en los meses de verano es usar una solución a partes iguales de alcohol isopropílico y vinagre blanco. El alcohol en la solución produce sequedad en el oído mientras que el vinagre tiene propiedades antibacterianas. Para su uso lo debe de almacenar en un cuentagotas. Deberá prepararse la solución cada mes a causa de la evaporación del alcohol. Coloque 3 gotas en cada oído al irse a acostar en los días que su hijo haya estado nadando. En caso de que el niño tenga tubos en los oídos o el tímpano perforado, no puede usar este tipo de gotas. No deberá hacer un uso excesivo de esta solución debido a que puede producir irritación. Las gotas pueden ser usadas después de un día de excesiva natación o sudoración, pero no mas de dos veces al día.
  • Después de cada baño, es recomendable que los niños se sequen con cuidado los oídos, utilizando una toalla e inclinando la cabeza hacia ambos lados para favorecer la salida del agua que haya podido quedar dentro de los oídos.
  • El uso de un secador de pelo para secar el conducto auditivo. Ajústelo a baja potencia y colóquelo a 30 centímetros del pabellón
  • Evitar practicar la natación durante 7 a 10 días. Entrar en una piscina se puede permitir en casos leves, pero siempre sin sumergir la cabeza.
  • Después del tratamiento su hijo puede volver a nadar después de 3 días de haber finalizado el tratamiento. El uso de tapones de baño a medida reducirá la humedad del conducto
  • En pacientes usuarios de audífonos deben de limitar su uso hasta que el dolor y supuración hayan desaparecido
  • En el Centro del Audífono realizamos tapones de baño a medida que son perfectos para evitar la otitis externa

 

Pautas de administración tópica en la otitis externa

El paciente debe adoptar una posición que facilite la administración de gotas óticas: la mejor posición es acostado y con la cabeza inclinada hacia el oído a poner las gotas. Una vez instilada las gotas, es aconsejable mantener esta posición durante 5 minutos para lograr una buena impregnación del medicamento en el conducto. Una maniobra que facilita la administración de las gotas tópicas es ampliar el diámetro del conducto mediante la tracción del pabellón hacia arriba y atrás en los adultos; hacia atrás en los niños y hacia atrás y abajo en los lactantes.

Las gotas se deberán desplazar por las paredes del conducto hasta llenarlo. La cantidad de gotas varia con la edad y tamaño del conducto. Recuerde: el niño deberá permanecer en esta posición 5 minutos

No se debe de colocar algodones o gasas en el conducto una vez aplicada las gotas, ya que, por capilaridad, éstos absorberían la medicación aplicada disminuyendo significativamente su eficacia. Además, evitaremos la acumulación de humedad en el conducto auditivo.

Conclusiones

  • El reposo es importante para ayudar a que su organismo combata la infección
  • Ingesta de líquidos: preferiblemente de 6 a 8 vasos de agua para prevenir la infección, son útiles si hay fiebre
  • Si el dolor está presente, es recomendable la toma de analgésico
  • Mantenga los oídos secos hasta que la terapia local haya sido completada
  • No tomar el baño en piscinas
  • Para tomar el baño utilice un gorro de baño
  • Utilice compresas calientes para aliviar el dolor de oído
  • La otitis externa debe ser tratada durante 7 días.