Voz nítida

Los niños tienen dificultades a la hora de oír los sonidos de frecuencia aguda procedentes de las voces de sus madres o de otros niños. Así pues, precisan de audífonos que les permitan oír sonidos importantes como los mencionados, sonidos que antes no podían oír.

Sin pitidos

Uno de los problemas potenciales del uso de audífonos es la realimentación y pitidos que está produce. Dichos pitidos se deben a que el sonido amplificado que sale a través del auricular, vuelve a llegar al micrófono, donde vuelve a ser amplificado. El Centro del Audífono le proporciona audífonos que detectan los pitidos y los elimina, antes de que sean audibles. Por eso, los padres pueden relajarse y tener a su bebé en sus brazos, o le pueden dejar que se mueva libremente sin pitidos molestos.

Habla en ruido

Los bebés están expuestos a un mundo repleto de sonidos fantásticos. Sin embargo, el mundo también está lleno de ruido. Los audífonos que adaptamos detectan y reducen el ruido no deseado del entorno que escucha su bebé, permitiéndole así oírte mejor cuando le hablas. Además, le permite sonidos desde todas las direcciones, independientemente del entorno sonoro en el que se encuentre. Así, puede jugar o interactuar con los demás en cualquier situación.

Tipos de audífonos para niños

La calidad de vida y el desarrollo de la vitalidad de los niños depende de la audición. Los niños aprenden a hablar porque oyen a los demás y a sí mismos comunicarse. La audición ayuda a los niños a leer, apreciar la música y recibir advertencias de los daños que se aproximan. Así pues, ¿qué audífonos existen para sus hijos?

Un audífono pediátrico necesita satisfacer las necesidades específicas de la edad, y las siempre cambiantes necesidades del bebé o niño. Esto se logra mejor con los audífonos digitales, que están diseñados especialmente para niños y bebés activos. El tipo de audífono hace referencia a la forma y el lugar en que se lleva.

Los bebés y niños normalmente utilizan audífonos retroauriculares, que se diseñan en tamaños compactos y en diversos colores. Los audífonos dentro del conducto auditivo externo no están recomendados para niños pequeños, ya que necesitan la mejor señal auditiva que puedan recibir.

Controles auditivos y del audífono.

Su hijo/a va a necesitar acudir al Centro del Audífono con cierta frecuencia para la realización de pruebas auditivas de control y reprogramación de sus audífonos. Sobre todo los bebés precisan de un seguimiento de control más preciso. En general, los niños deben de acudir al Centro del Audífono cada 3-4 meses, hasta los 2 años de edad. Después, deberá acudir cada 6 meses hasta que el niño alcance los 5 años de edad. Una vez alcance los 5 años, el niño deberá acudir al Centro del Audífono una vez al año.

Moldes para niños

Los bebés tienen pabellones auditivos muy blandos debido a que el cartílago no se ha desarrollado y los audífonos pueden soltarse de la parte superior del pabellón.Es muy probable que hayamos que cambiarle los moldes a menudo durante los primeros meses.

Durante los dos primeros años de vida su hijo necesita cambiarle los moldes para que se adapte al rápido crecimiento. Más tarde, a los 3 o 4 años, pueden mantenerse los moldes durante un año. Los moldes de los audífonos pueden quedarse pequeños con el tiempo y causar “pitidos”, por lo que es importante que nuestros especialistas comprueben regularmente los moldes para que se ajusten perfectamente y, de no ser así, hacer unos moldes nuevos.

Gama audífonos

Durante los años de crecimiento y desarrollo, el bebé y niño pequeño precisan de  soluciones auditivas con características particulares que le ayuden en su progreso intelectual y social para disfrutar de la vida sin limitaciones y con un mínimo de discriminación por usar una “prótesis”

Recomendaciones

Rendimiento en Ruido. Sistemas multi-micrófono inteligentes -totalmente automáticos y adaptativos- hacen que la comprensión esté óptima en cualquier situación auditivo, así garantizando el 100% de seguridad en entornos dinámicos (como la escuela, por ejemplo).

Sonido y Volumen. Procesadores digitales de alta resolución frecuencial y potencia proveen una percepción sonora precisa y rica. Tanto la voz suave de una conversación en privacidad como el sonido de un recital de la banda preferida serán reproducidos lo más natural, agradable y claro posible.

Protección y Robustez. Los retroauriculares programables del Centro del Audífono se caracterizan por su diseño fuerte y un recubrimiento nano-tecnológico anti-humedad y suciedad.

Invisibilidad y Diseño. Gracias al tamaño extremadamente pequeño, un color y look moderno, nuestros micro-retroauriculares no parecen como un audífono clásico, sino más bien como un producto de comunicación (como un MP3).

Conectividad. Estar conectado con sus amigos y su familia, día y noche. En la vida de los adolescentes de hoy el celular es una parte integral, imprescindible. Ahora, con sistemas multimedia bluetooth los niños/as con problemas auditivos pueden disfrutar de una vida sin límites, sin sentirse excluidos.